Este verano, la playa luce renovada con nuevas áreas para el beneficio de los bañistas. (Foto: El Comercio)
Este verano, la playa luce renovada con nuevas áreas para el beneficio de los bañistas. (Foto: El Comercio)
Jorge Chávez Noriega

Desde hace unas semanas, el calienta la ciudad de Lima y se presenta como una alternativa para refrescarse del sofocante calor. Según datos del Senamhi, los limeños podríamos llegar a soportar una temperatura de 30° grados.

Para llegar a este balneario de la , tenemos dos opciones económicas. Aquellos que vengan del centro o el norte de la ciudad pueden tomar el Metropolitano hasta la estación Plaza de Flores, en Barranco, para luego bajar a la playa con los buses alimentadores. El precio del pasaje general es de un sol.

Los que vengan del sur también encontrarán buses alimentadores en la estación Matellini, pero pueden bajar a la playa por las escaleras que se ubican en el acceso de la avenida Huaylas, desde donde se tiene una impresionante vista del litoral.

Antes de entrar, agentes de fiscalización revisan los bolsos y mochilas de los veraneantes para evitar el ingreso de bebidas alcohólicas. Se recomienda venir temprano para encontrar un buen lugar, sobre todo los fines de semana, pues, en promedio, llegan más de diez mil personas desde distintos punto de la capital.

Agua Dulce: todo lo que se vive en la playa que recibe a 10 mil veraneantes un domingo | VIDEO

Esta mañana, la playa luce limpia, ordenada y tranquila. Se ha limitado el acceso de vendedores ambulantes y las sombrillas se han colocado a varios metros del mar. Los propios bañistas notan las diferencias.

Entre las actividades que se pueden hacer están los paseos en bote, practicar deportes de playa como paleta o vóley, y jugar fulbito en una de las losas que se han habilitado. También hay una zona de calistenia con barras en la misma playa.

Las personas que lleguen a Agua Dulce pueden traer sus propios alimentos, pero también tienen la posibilidad de comer los potajes que se preparan en los distintos puestos de comida que se han instalado. Hay platos criollos, cebiche fresco y los precios fluctúan entre los 10, 15 y 25 soles.

Para una mejor experiencia en la playa, la Municipalidad de Chorrillos ha habilitado 32 duchas para los veraneantes. La jornada llega su fin cuando se pone el sol, pero Agua Dulce seguirá ahí para todos aquellos que quieran pasar un divertido día de verano. //