Redacción EC

Tenemos decenas de bosques de piedras en nuestro país. Sin embargo, pocos son los turistas que se animan a conocerlos. Estas formaciones pétreas son muy interesantes y algunas de ellas resaltan por su belleza paisajista, así como por las curiosas formas que tienen.

En este caso te hablaremos de seis distribuidos en casi todo el país:

Huayllay. Se ubica a más 4 mil metros de altura, en Pasco, y es considerado un Santuario Natural. Está a 40 kilómetros de la ciudad de Cerro de Pasco. Desde hace millones de años, el viento y el agua han erosionado las piedras dándoles caprichosas formas, algunas imitando las siluetas de personas y animales.

Hatun Machay. Se encuentra en el corazón de Áncash a 4,200 metros sobre el nivel del mar. El bosque ocupa 200 hectáreas de la Cordillera Negra y algo que hace único a este lugar, es que las formaciones pétreas son de origen volcánico y algunas alcanzan los 60 metros de altura.

Ciudad Gótica. Está ubicado en Puno y llama la atención de miles por su curioso nombre que hace referencia a las piedras que asemejan los edificios de la ciudad de Batman. Algo que debes tener en cuenta es que Macusani -distrito donde se encuentra este bosque de piedras- está a 4,315 m.s.n.m., por lo que debes tener un buen físico para evitar complicaciones.

Pampachiri. Si bien este distrito de Puno se ha hecho famoso por la casa de los pitufos, el bosque de piedras es muy interesante, ya que sus rocas tienen formaciones cónicas. Lo mejor es acampar en la noche por la cantidad de estrellas que puedes ver en la noche. ¡Una experiencia inolvidable!

Cumbemayo. Se encuentra a 3,500 m.s.n.m., y llama la atención por las enormes rocas en forma de frailes. Procura acudir con un servicio de guiado desde la Plaza de Armas de Cajamarca para que puedas disfrutar de una experiencia lleno caminos angostos y pinturas rupestres.

Imata. Cuenta con formaciones increíbles, desde caballos, rostros, aves andinas, siluetas y más. Se encuentra en el distrito San Antonio de Chuca en Arequipa y a más de uno le ha llamado la atención por la cantidad de leyendas que hay sobre estas curiosas formaciones.