Trabajar desde casa: ¿Cuáles son los beneficios?
Trabajar desde casa: ¿Cuáles son los beneficios?
Redacción EC

Maritza Noriega

Los más contentos con la noticia de que empezaría a trabajar en casa fueron mis hijos de cuatro y siete años. «O sea que te vamos a ver todo el día», me dijo Gabriel, con ojitos bailarines… y en ese momento no estuve tan segura de que eso fuera una gran idea. «Sí, nos vamos a ver mucho más, pero no voy a poder jugar todo el tiempo, porque voy a estar trabajando», empecé a explicarle, pero él me interrumpió «eeeeehh, mami, eres la mejor» y se alejó saltando.

Me quedó claro que había entendido solo la parte de «nos vamos a ver mucho más». Él también era de los que creen que quedarse en casa significa no hacer nada. La psicóloga Maryta Calderón explica lo que yo aprendí con el tiempo y a tropezones: «Primero tienes que organizarte, fijar tu lugar de trabajo y las horas, para que los niños sepan de antemano que es hora de respetar tu trabajo. Es necesario, cuando son pequeños y difíciles, tener una persona que los entretenga en ese tiempo». 

Lo positivo es que sin un horario fijo, cuando trabajas en casa puedes organizar tu tiempo. Si en la tarde llevas a los chicos al parque, en la noche puedes terminar lo que quedó pendiente. Formaliza tu oficina. No olvides el antivirus de tu computadora. Necesitas un buen técnico que la actualice y te dé servicio, incluso en casos de emergencia. Designa un número telefónico exclusivo (fijo o celular) para trabajar. Usar la misma línea de la familia invade su privacidad y luce poco profesional.

Una en casa es una carga adicional de energía, aunque no parezca. Contacta un electricista para que revise el cableado y las llaves termomagnéticas. «Deben estar en óptimas condiciones y ser las adecuadas. Si el consumo es mayor al pensado originalmente, se recomienda independizar las zonas», advierte José Luis Bernal, jefe de línea de Electricidad de Sodimac.

Trabajar en casa podría confundir las barreras entre lo público y lo privado. Encuentra tiempo para salir y despejar la mente. Tomar un cafecito fuera, almorzar de vez en cuando con tu esposo, o una amiga, dar una vuelta y retomar el trabajo cuando tus hijos duermen. Tiene grandes ventajas trabajar en casa. Manejas tus horarios para estar con tus hijos y sigues creciendo  profesionalmente. Pero tienes que poner reglas y conseguir las herramientas adecuadas.

Encuentra más notas interesantes todos los domingos con