Fabiola León Verlarde Servetto es un rostro que no pasa desapercibido. Su nombre, además, es un referente en el mundo de las ciencias.

La ilustre discípula del doctor Carlos Monge Cassinelli -su mentor, además-, es un referente en fisiología y las enfermedades de altura aquí y fuera de nuestras fronteras.  Ha sido distinguida con varios premios por su excelencia académica, por sus esfuerzos para asegurar el retorno de talentos y por su trabajo de promoción de la imagen internacional de nuestro país en investigación. En suma, la suya es una fructífera trayectoria que no ha conocido la discriminación de género en la comunidad científica.

¿Cómo ha logrado compaginar su vida personal y su pasión por las ciencias? Esto fue lo que nos contó quien es rectora de la Universidad peruana Cayetano Heredia.

1. Asumir retos. "Mi padre tiene mucho que ver [con mi vocación], porque siempre estaba retándome. Le encantaba comprarme enciclopedias y cada vez que le hacía alguna pregunta, nunca me daba una respuesta. “Búscalo”,  me decía".

2. Observar y preguntar. De niña sorprendía a su madre con preguntas insólitas;  de adolescente recibía con júbilo el inicio del año escolar y de universitaria se enroló en las expediciones científicas a la cordillera  lideradas por el doctor Monge para estudiar la capacidad pulmonar de la gente del ande, y de los animales para vivir en la altura. 

3. Pasión. "Durante cinco años recorrí las lagunas del ande para estudiar cómo las aves crecen y se reproducen en la altura. El trabajo se convirtió en mi tesis de doctorado y todavía me escriben de otros países preguntándome al respecto". 

4. Ser tú misma. "Mi mentor me decía: “No dejes de desarrollarte como persona, mujer y profesional, porque al final lo que te queda, y siempre te quedará en la vida, es eso que has construido para ser tú misma”. Y mira tú que la vida me ha enseñado que es así".

5. Vivir agradecida. "He tenido mucho y poco, me he casado, me he divorciado. Apostar por mi profesión y por mí misma, y saber que si uno quiere puede cumplir su meta, me ha servido mucho. Así es la vida; a veces te hace bromas, y nos despertamos sin saber qué pasa. Como decía Serrat, lo importante es seguir adelante".

¿Quieres saber más? Lee la entrevista completa en la edición impresa de Semana Viú de este domingo.