Llega el fin de semana y sabes que habrá una tarea de la cual no podrás escapar: ir al supermercado por provisiones para los próximos siete días. Mientras que unas mujeres lo disfrutan, otras lo consideran un dolor de cabeza.

Buscando transformar esta situación en una más amena, el comediante Jeff Waysaski de la web tuvo una idea. Armado con una serie de divertidos mensajes, llegó a un supermercado y los colocó en los anaqueles para que las personas rían un momento en lugar de preocuparse por el precio de los productos.

Waysaski se enfoca en diferentes aspectos que implica salir de compras como cruzarse con fuentes de muestras gratis, elegir el tipo correcto de producto para que todos en casa sean felices, el efecto que la “comida chatarra” tiene en las personas o las largas colas para pagar en caja. El resultado: una sonrisa asegurada en medio del caos de la tienda.

Esta no es la primera vez que Waysaski realiza este tipo de actividad. Anteriormente llenó de carteles una tienda de mascotas, una licorería y una librería. Puedes leer más sobre su trabajo en .