Redacción EC

El es un estado cambiante. Algunas relaciones maduran y se fortalecen mientras que otras suelen estancarse y se acomodan a la monotonía. Según el , algunos signos se aferran a la persona que tienen como pareja a pesar de que la relación ya no funcione, mientras que otros prefieren terminar por lo sano y preservar los buenos recuerdos.

Un ejemplo de ello es aries, que aunque es claro a la hora de expresar sus sentimientos, suele jugar con el doble filo, pues le afecta perder el amor y la atención que le brindaba su pareja. Lo más probable es que hagan de todo por tenerlos en su círculo amical.

En el otro extremo están los que se rigen por el signo de cáncer, que suelen ser más sensibles y dejarán ir a su pareja por más que les cueste. Ellos preferirán tomarse un tiempo solos luego de la ruptura, para reponerse y recuperar la confianza en sí mismos.

Si quieres conocer más sobre las actitudes de cada signo del zodiaco al terminar con una relación, recorre el horóscopo que se encuentra al inicio de esta nota.