Sabemos que pasar tiempo con nuestros hijos es importante pero, cuando lo hacemos, solemos preocuparnos tanto por su bienestar que podemos quitarle la diversión a la experiencia. A veces estar demasiado pendiente hace que nos estresemos, en lugar de relajarnos cuando estamos con ellos.

Cuando eras pequeña, lo único que querías era pasarla bien. Aunque los tiempos han cambiado, la esencia de la niñez sigue siendo la misma. Entonces, ¿por qué no recordar esas épocas y dejar salir tu niña interior para jugar junto a tus hijos?

Ya se acerca el inicio de clases, lo que te dejará menos tiempo para pasar con tus hijos durante el día. Así que aprovecha y comparte buenos momentos con tus pequeños y crea un vínculo especial con ellos.

 

TAGS RELACIONADOS