Solo hasta julio del año pasado, la ONG Juguete Pendiente (creada por Vanessa Vásquez) había ayudado a más de 42 mil familias peruanas en medio de la crisis sanitaria por la COVID-19. (Fotos: Archivo personal, Facebook @JuguetePendiente)
Solo hasta julio del año pasado, la ONG Juguete Pendiente (creada por Vanessa Vásquez) había ayudado a más de 42 mil familias peruanas en medio de la crisis sanitaria por la COVID-19. (Fotos: Archivo personal, Facebook @JuguetePendiente)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Vanessa Vásquez es una joven peruana que descubrió su propósito en la vida cuando cayó gravemente enferma durante un viaje al otro lado del mundo. “Juguete Pendiente nace a consecuencia de una enfermedad que tuve. El detonante fue la septisemia que sufrí mientras me encontraba de viaje en Asia. Tuve una infección generalizada en la sangre y me desahuciaron, porque llegué súper mal al hospital. Me dijeron que me quedaban solo 48 horas de vida”, comentó en una el año pasado.

MIRA TAMBIÉN: Juguete Pendiente: ¿quién es la peruana detrás de la ONG que ha beneficiado a más de 42 mil familias durante la pandemia?

Luego de ese episodio, y de las distintas personas que se cruzaron en su camino para ayudarla en el momento más complicado de su vida, tomó la decisión de vivir para servir, para ayudar a los demás por medio del voluntariado. Hoy, destaca como líder de la ONG Juguete Pendiente, sumado a otro par de ONG’s que también fundó: Donante Pendiente (conectando a pacientes con donantes de sangre) y Hogar Pendiente (que nació en medio de la pandemia para albergar a niños y familias que se encontraban en la capital para recibir tratamiento médico).

Querida Vanessa,

Hoy me di cuenta que nunca te había escrito una carta y creo que es necesario contarte todo lo que vienes logrando en lo que tal vez sea la mitad de nuestra vida juntas, porque sigues habitando dentro de mí.

Tu infancia será muy feliz. Vivirás en un hogar lleno de amor al lado de tus abuelos, tus padres y la complicidad de tu hermano. Serás una buena alumna en el colegio, aunque los números y la lógica no irán contigo. También te sumergirán en una marea de reglas sobre lo “correcto” e “incorrecto”, las cuales irás rompiendo poco a poco. Créeme, aunque al principio no parezca, escogerás lo mejor para ti.

Cuando empieces a crecer notarás que tú cuerpo cambiará, y lo hará antes que el de tus amigas. Te dará vergüenza y lo ocultarás por miedo a las burlas. Te pido perdón por someterte a dietas innecesarias y a atracones de comida. El camino será largo, pero llegará el momento en donde aprendamos a aceptarnos con mucho amor y a comer saludablemente (aunque te prometo, siempre serás fan de las papas fritas).

LEE: Mujeres extraordinarias: 25 historias de peruanas que son ejemplo de lucha, pasión y fortaleza

Te operarán de apendicitis, te extraerán tres muelas del juicio y te dará septicemia durante un viaje al otro lado del mundo que te mantendrá entre la vida y muerte. Esta enfermedad hará que descubras tu propósito, aquel que te hará muy feliz y te ayudará a inspirar a cientos de personas con tu trabajo.

Todas estas marcas que tienes en el alma y en el cuerpo, te recordarán que eres una guerrera. Con el tiempo, aprenderás a lucirlas orgullosa y esa capacidad de resiliencia que ya tenías desde pequeña, te ayudará a sanar, perdonar y a vivir ligera de equipaje.

El gran cambio vendrá a los 33 años. Fundarás una ONG que se convertirá en una de las más reconocidas del país. Serás muy aventurera y maleta en mano empezarás a recorrer muchos lugares del Perú para llevar ayuda. No estarás sola, tus amigos o “familia elegida” (como les dirás) te acompañarán en cada iniciativa. Solo recuerda, la altura no te hace bien y necesitarás de pastillas para vencer el dolor de cabeza.

Tus días estarán llenos de amor. Te enamorarás algunas veces y te romperán el corazón, pero estarás bien porque encontrarás a una persona que te amará con todas tus imperfecciones y construirán una familia juntos. Lo más lindo es que podrás sentir amor de muchas maneras. Encontrarás el amor al jugar con un niño, al dar un abrazo o al recibir las gracias. Querrás mucho y serás retribuida. Conectarás con miles de personas a las cuales querrás cuidar, abrazar y tenderles una mano. Les entregarás parte de tus mejores años y, sin dudarlo un segundo, sabrás que ese es tu camino.

La vida te traerá sorpresas, amarguras y mucho aprendizaje, pero nunca faltarán los consejos de papá. Y aunque no te prometo muchas horas de sueño, te aseguro que cuando mires al cielo sonreirás como cuando niña y agradecerás estar viva.

TE PUEDE INTERESAR:

VIDEO RECOMENDADO:

Día de la mujer: lecturas recomendas-Inés Melchor