La peruana Sandra Rodríguez lleva más de seis años en el rubro de la fotografía. (Foto: Sandra Rodríguez Foto)
La peruana Sandra Rodríguez lleva más de seis años en el rubro de la fotografía. (Foto: Sandra Rodríguez Foto)
Celeste Pérez

Las son un paseo especial por la memoria. Capturas instantáneas de momentos que nos hicieron felices, que vale la pena recordar. Retratamos a aquellos que admiramos, que ocupan parte importante de nuestro corazón. Para la fotógrafa peruana Sandra Rodríguez, esto último guarda especial relación con las . Aquellos leales compañeros que ha decidido retratar hace más de cinco años.

En un inicio, hace más de siete años, Sandra Rodríguez dedicaba sus días a retratar de todo un poco. Desde familias y embarazadas hasta productos y retratos. Le iba bien, sin esperar que más adelante descubriría su verdadera pasión y a los perfectos protagonistas de sus fotografías.

Luego de un año en este camino, Rodríguez agendó a su primer cliente “perruno” y su vida giró para siempre: “Mis papás siempre me decían que tenía un ojo especial para las fotos con mascotas. Inclusive, mi profesor de fotografía me dijo que debía dedicarme solo a fotos de mascotas porque se notaba que era mi gran pasión. Sin embargo, no fue hasta que tuve mi primer cliente perruno que me animé a crear mi página en Facebook y dedicarme a lo que me hace feliz. Es el trabajo perfecto y no lo cambiaría por nada del mundo”.

(Foto: Sandra Rodríguez Foto)
(Foto: Sandra Rodríguez Foto)

Para ella, lo más gratificante de dedicarse a este rubro de la fotografía es que por medio de sus postales puede hacer felices a los demás, capturando recuerdos que de seguro perdurarán en el tiempo. “Saber que con mi trabajo puedo sacar sonrisas y alegrar corazones, es suficiente para mí. Algo que también me llena el alma es hacer fotos a perritos rescatados y ayudar a que encuentren hogar, pienso que la fotografía es una herramienta importante para lograrlo”, resalta.


“Cuando unes tu pasión, talento y vocación puedes lograr grandes cosas”


Sandra Rodríguez - Fotógrafa


Asimismo, también hace hincapié en los retos a los que se enfrenta al retratar mascotas, pues no es el mismo proceso que seguía con los humanos. El truco, está en lograr una conexión especial con ellos, acción que logra luego de analizar rápidamente su temperamento y aplicar algunos trucos que ha ido aprendido en estos seis años de carrera en el rubro.

Otro de los desafíos que tuvo que afrontar fue el miedo a las mordidas, circunstancia que se acrecentó luego de que un perrito le mordiera la cara y tuvieran que operarla: “esa pequeña cicatriz que tengo la llevo con orgullo, pues es una marca de guerra que me ha enseñado mucho. Eso me impulsó a aprender más sobre el comportamiento canino, me junté con entrenadores muy buenos que me impartieron todos sus conocimientos”, indica.

-AMOR DE CUATRO PATAS-

Sandra Rodríguez tiene dos compañeros caninos excepcionales. El primero, llegó a su vida hace 5 años y fue bautizado como “Toffie”. La fotógrafa, cuenta que el pequeño sufrió de maltrato y aislamiento durante los primeros meses de su vida, por lo que llegó a su hogar con muchos miedos y traumas que fueron mejorando poco a poco con amor y paciencia. “Es un perrito reservado, pero muy amoroso y leal. Es calmado y mi gran compañero”.

Dos años después, Rodríguez adoptaría a Canela, una perrita que paraba a las afueras de su casa. “Un día no pude más con esos ojitos que me miraban al llegar, y decidí adoptarla. Es súper cariñosa, juguetona y traviesa. Se lleva muy bien con Toffie, son como hermanitos, y me acompañan todo el día que me quedo en casa editando fotos”, comenta con alegría.

Canela y Toffie son los dos perritos adoptados de Sandra Rodríguez. (Foto: Sandra Rodríguez Foto)
Canela y Toffie son los dos perritos adoptados de Sandra Rodríguez. (Foto: Sandra Rodríguez Foto)

Al día, la peruana ha retratado a más de 2 mil mascotas, entre perros, gatos, caballos, aves y erizos. De hecho, ha sido este último animal el que ha sido más curioso de capturar: “los erizos duermen de día y juegan de noche. Para hacerles fotos, tuve que emplear la menor cantidad de luz posible, porque si no se erizaban”.

-EL NUEVO DESAFÍO-

A raíz de la pandemia, la fotógrafa tuvo que frenar por un buen tiempo las sesiones de foto mascota, dedicándose solo a subir contenido a sus redes. Fue ahí que decidió potenciar su canal de YouTube, grabando tutoriales de cómo hacer fotos desde casa, con el fin de brindar herramientas básicas para que sus seguidores logren lindas fotos de sus mascotas con el celular. También, invitó a muchos de ellos a enviarle las fotos que habían capturado, para editarlas y dejarlas aún más bonitas.

Recién hace unas semanas decidió volver a la acción con todas las medidas de seguridad correspondientes. “Ahora hago fotos en las casas de mis clientes, con todos los protocolos de seguridad. Me cubro de pies a cabeza y realizo las capturas a una distancia adecuada para preservar la seguridad de mis clientes y la mía”, precisa.

Para más adelante, aspira poder enseñar a más personas, motivarlos a ingresar al mundo de la fotografía. “La fotografía es un mundo inmenso de posibilidades, y la clave del éxito es especializarte en un rubro y saber cómo llegar al público objetivo”, concluye.

VIDEO RECOMENDADO

Beirut : ONG logra que las personas se reencuentren con sus mascotas perdidas tras la explosión

TE PUEDE INTERESAR