Ser  te cambia la vida y la manera de pensar. Una vez que tienes un hijo, tus prioridades se renuevan y, poco a poco, tus pequeños se convertirán en lo primero en la lista.

Actualmente, las mujeres se convierten en mamás cada vez más tarde y aprovechan el tiempo para dedicarse a ellas mismas. Ya sea para crecer laboralmente o cumplir algunos deseos de juventud antes de establecerse y formar una familia.

Ser mamá es una experiencia maravillosa, pero hay cosas que es bueno disfrutar mientras nadie dependa de nosotras.

 

TAGS RELACIONADOS