Diez mitos sobre el embarazo que debes conocer
Diez mitos sobre el embarazo que debes conocer
Redacción EC

Cuando estamos embarazadas las mujeres somos bombardeadas con miles de comentarios, entre ellos mitos que, aunque suenen ridículos, están muy metidos en la cabeza de la gente.

Estas son algunas de las cosas que nos suelen decir y que, como verás, no son ciertas del todo.

1. No hay que pintarse el pelo

Depende del tinte. Se deben evitar las tinturas que contengan amoniaco y oxidantes pues pueden causar irritación (la piel está más sensible) o ser absorbidas por el cuerpo y llegar a la circulación del bebé. En cambio los tintes con componentes naturales, aunque no son tan duraderos, no tienen ninguna contraindicación.

2. No se debe tener relaciones sexuales durante el embarazo

El hecho de estar en cinta no quiere decir que debes sacrificar tu vida sexual. No hay ningún impedimento para las relaciones sexuales a menos que tu médico te recomiende lo contrario. Incluso algunas mujeres disfrutan más del sexo durante el embarazo.

3. La forma de la barriga indica el sexo

Este mito es falso. Los especialistas aseguran que la panza no es indicador del sexo del bebé. Lo mismo ocurre con los mitos relacionados a los antojos que aseguran que si tiendes a comer alimentos salados será un niño y si son dulces tendrás una niña. La forma más segura de conocer el sexo del bebé es hacerte una ecografía.

4. No se debe hacer ejercicios

Todo lo contrario. Realizar actividad física te ayudará a mantenerte en forma, a reducir los dolores de espalda y a estar más relajada. Además hay estudios que señalan que los bebés de madres que hacen ejercicio tienen una mejor salud cardiaca mientras crecen en el vientre. Ten en cuenta que debes realizar ejercicios moderados y de bajo impacto como nadar, caminar, yoga, etc.

5. Hay que evitar las piscinas si estas embarazada

No mueras de calor durante el verano. El útero está protegido naturalmente por una mucosa que impide el ingreso de agua, bacterias y otras cosas que puede haber en el agua. Pero tampoco es recomendable que te quedes remojándote dentro. Con un chapuzón es suficiente.

6. No se deben tener gatos cerca durante el embarazo

Tu mascota no tiene que pagar pato. Si bien hay riesgo de contagio de la toxoplasmosis, parásito dañino para el bebé, no se da si acaricias a tu gato, sino si tienes contacto con sus heces y solo si están infectadas. Para evitarlo pídele a alguien que cambie la arena de tu gato y lleva a tu mascota al veterinario para hacerle desparasitaciones trimestrales.

7. Se te debilitarán los dientes

Esta loca idea aparece de la creencia de que el embarazo provoca una descalcificación pues el bebé consume el calcio del cuerpo de la madre y es falso. Se pueden seguir tratamientos dentales con normalidad.

8. Las embarazadas deben comer por dos

Es uno de los mitos más peligrosos pues el exceso de alimentos puede conllevar a sobrepeso y a otros males como diabetes gestacional. Llevar un bebé dentro solo consume unas 300 calorías extra. Lo mejor es continuar con tu dieta balanceada habitual y controlar el tema con tu médico.

9. No hay que comer alimentos marinos

No te niegues el placer de comer tus platos con pescado favoritos. Comer unos 300 gramos de pescado a la semana ayuda al desarrollo cerebral de tu bebé por los nutrientes que contiene como omega 3. Lo que debes cuidar es que el pescado elegido esté bien cocido y tenga baja cantidad de ácidos grasos.

10. Pierdes el peso ganado cuando das a luz

Sí y no. A la hora del parto se suele perder entre 4 y 6 kilos que son básicamente el peso del bebé y algo de agua. Una mujer promedio gana entre 11 y 15 kilos a lo largo de todo el embarazo, así que aún le queda un largo camino por delante para recuperar su figura inicial.