Cómo fortalecer el vínculo con tus hijos a través de la lectura
Cómo fortalecer el vínculo con tus hijos a través de la lectura
Redacción EC

El amor por los libros es algo que se aprende y es mucho mejor si desde pequeños les inculcamos a nuestros hijos el buen hábito de la lectura. No solo podrán tener beneficios como mejorar su ortografía, aprender nuevas palabras o a comunicarse mejor, también tendrán un efecto más emocional.

Así como nos aconsejan crear un vínculo con nuestros pequeños saliendo de paseo, haciendo las tareas del hogar juntos o practicando algún deporte, la lectura puede ser de mucha ayuda. Dedicar una hora diaria a leer juntos es un momento en el cual nos podemos olvidar de todo y concentrarnos solo en ellos.

¿De qué forma la lectura mejora la relación de padres e hijos? Estos son algunos ejemplos:

1. Les dedicamos un tiempo establecido

A veces los padres tenemos una agenda tan apretada que nos vemos obligados a dejar a nuestros pequeños a cuidado de otras personas. Sin embargo, la hora de la lectura es un momento especial que tus hijos esperarán con ansias pues saben que estarás presente para ellos y harán algo divertido. Intenta no perderte la oportunidad de compartir ese tiempo juntos.

2. Tienen un tema de conversación

El vínculo entre tú y tus hijos no solo mejorará por los momentos que pasan en familia sino porque tendrán algo de qué hablar cuando viajan en el auto hacia el colegio, en el almuerzo del fin de semana o antes de ir a dormir. El libro que están leyendo terminará por incentivarlos a comunicarse mejor.

3. Se pueden poner creativos juntos

La lectura es una gran herramienta para que tus hijos vean un lado diferente de ti. Puedes mostrarles que, así como ellos, tú también tienes espíritu de niña y pueden jugar a ponerle voces a los personajes, inventar un final diferente para el cuento o actuar algún pasaje del libro. Enséñales que la lectura no tiene porqué ser aburrida.

4. Te permite conocerlo más

Así como tú te abres más a ellos, leer juntos te permite reconocer características de la personalidad de tus pequeños. Por ejemplo, notar cuál es el estilo literario que más le gusta si le pides que elija un libro, la manera cómo razona al momento de analizar la historia, sus valores al emitir un juicio sobre las acciones del personaje principal, etc.

5. Van adquiriendo un hábito compartido

Pasar el tiempo leyendo con tus hijos no solo los beneficia a ellos sino que te acerca a ti nuevamente al maravilloso mundo de la lectura. Además, tanto tú como ellos van acostumbrándose a tener una relación cercana con los libros que puede ir evolucionando y mantenerse con el paso de los años. Así se convierte en una actividad que pueden hacer juntos de adultos.

Si luego de ver estos beneficios estás más interesada en compartir una hora de lectura con tus pequeños pero no tienes muchos libros en casa, hoy tienes una buena oportunidad para adquirirlos. Por su aniversario, solo hoy las regalarán el tercer libro a los clientes que compren dos. Así que aprovecha y empieza a armar tu biblioteca familiar.

TAGS RELACIONADOS