Melissa Mendieta, ganadora del concurso "Maestro que deja huella" 2019. (Foto: Rolly Reyna / El Comercio)
Melissa Mendieta, ganadora del concurso "Maestro que deja huella" 2019. (Foto: Rolly Reyna / El Comercio)
Manuel Contreras

Así como hay historias que alientan, hay cifras que duelen profundamente. Según una investigación del año 2017 de la Dirección del Libro y la Lectura del , el peruano lee en promedio menos de un libro al año. Dura realidad que se vio reflejada en la última evaluación internacional PISA (2018), donde el Perú quedó último en entre los países de la región, a pesar de mostrar una mejoría respecto a la edición anterior.

Si leer esto le produce auténtica preocupación, imagínese lo que debe sentir un profesor frente a sus alumnos. En ese escenario se encontraba hace unos años Melissa Mendieta, profesora iquiteña de secundaria, especializada en lengua y literatura. “Siempre que evaluaba a mis alumnos sacaban mala nota porque no habían leído el libro", recuerda.

Sin embargo, un día le ocurrió algo inesperado. Encontró a una de sus estudiantes -de las que pensaba que no le gustaba leer- muy entretenida con un libro a la hora del recreo. “Fue un descubrimiento casual. Me acerqué a conversar con ella y me empezó a contar que era un libro de literatura juvenil. Y me llamó tanto la atención, que me compré el libro y así varios otros similares”, cuenta la profesora.

Con ese hallazgo, un día llegó a su clase y le preguntó a sus alumnos por los libros que les gustaría incluir en el Plan Lector. Tenía la certeza de que si les ofrecía libros de acuerdo a sus intereses, edades y lenguaje, ellos se acercarían de forma natural a la lectura; y no se equivocó. “Funcionó, pero solo un poco. El problema era que algunos libros resultaban caros. Así fue como al siguiente año empecé a escribir mis propios textos", señala.

Los libros que escribió la profesora Mendieta fueron incluidos en el Plan Lector de sus alumnos. (Foto: Rolly Reyna / El Comercio)
Los libros que escribió la profesora Mendieta fueron incluidos en el Plan Lector de sus alumnos. (Foto: Rolly Reyna / El Comercio)

Así nacieron Raquel y Alexander, los adolescentes protagonistas de su primer libro del mismo nombre. Una historia de lenguaje sencillo y capítulos cortos, diseñada específicamente para trabajar en clase, generar debate y conversación sobre lo leído, según explica la profesora. Al poco tiempo creó una metodología usando fragmentos y aplicando técnicas de lectura, actividades y dinámicas en torno al texto.

De a pocos su trabajo fue ganando relevancia y su nombre se hizo cada vez más conocido. La invitaron a colegios de Lima, Callao, Chimbote y Ayacucho para llevar su obra. “Fue muy positivo. Los chicos comenzaron a leer y me escribían a mi página de Facebook pidiéndome la continuación del libro”, confiesa. Así llegaron el “Diario de Raquel” y “Cartas a Raquel”.

Los libros de Melissa Mendieta. (Foto: Difusión)
Los libros de Melissa Mendieta. (Foto: Difusión)

EL PREMIO

A inicios del año pasado, una de sus alumnas le pidió que postulara al concurso “Maestro que deja huella”, que cada año premia una iniciativa desarrollada por un docente peruano. “Yo sé que vas a ganar. Lo que haces es algo muy importante para los jóvenes, de una u otra manera has cambiado nuestra vida”, la alentó su estudiante.

Mendieta le hizo caso, aplicó a través de la web y luego siguió con lo suyo. “Postulé y me olvidé por completo del concurso. A los primeros días de junio me llaman porque había quedado preseleccionada y tenían que ir al colegio a hacer algunas entrevistas a la directora y a los estudiantes para ver cómo estaba funcionando el proyecto. De ahí, justo el Día del Maestro, me avisaron que había salido entre las 20 finalistas para ir a Lima a concursar. Fue una experiencia maravillosa”, cuenta la escritora de Iquitos.

Horas antes de la premiación, Mendieta se encontraba en una disyuntiva. Le habían avisado que un familiar se encontraba enfermo y que había sido internado ese mismo día en un hospital. “Yo quería pedir permiso para ir a visitarlo, pero mis compañeras me decían que no debía hacerlo, que si ganaba quién iba a recoger el premio. Habían maestros y maestras con Palmas Magisteriales, con buena prácticas docentes, con otros premios. Yo pensaba que eso no pasaría”, señala con sinceridad.

Y así fue como se quedó a la ceremonia y vivió uno de los momentos más importantes de su carrera. “Cuando ganamos el primer lugar no lo podía creer”, recuerda entre sonrisas.

Melissa Mendieta con el trofeo del concurso "Maestro que deja huella". (Foto: Difusión)
Melissa Mendieta con el trofeo del concurso "Maestro que deja huella". (Foto: Difusión)

AMOR POR LA LECTURA

¿Cómo fomentar el hábito de lectura en los más pequeños? Para Melissa Mendieta existe una fórmula que no falla. “Yo leo desde muy pequeñita porque siempre veía a mis papás leer. Mi papá leía bastante y siempre que llegaba a casa me traía un libro de regalo. Y cuando lo terminaba de leer, me compraba otro. No me obligaban a leer, yo veía el ejemplo en ellos. Ese sería mi mensaje para los papás, que no exijan a sus hijos algo que ellos no hacen”, aconseja la profesora.

DATO

Las inscripciones para la edición 2020 del concurso “Maestro que deja huella” están abiertas hasta el 31 de mayo. Pueden participar profesores de inicial, primaria, secundaria, especial y básica alternativa; unidocentes o polidocentes, así como directores encargados o designados de zonas urbanas o rurales del país.

Pueden encontrar más información y acceder al formulario de inscripción en la página web:

VIDEOS RECOMENDADOS

Valery Zevallos: la diseñadora peruana que apuesta por el respeto al medio ambiente

Valery Zevallos Mujeres Extraordinarias

Indyra Oropeza: la mujer que venció el cáncer y aprendió a ser feliz en el proceso

Indyra Oropeza

Carola Mazzei: fue taxista durante 16 años y hoy se luce en la televisión

Carola Mazzei

Canchita, la marca peruana de zapatos que empezó con cero de capital

Canchita, la marca de zapatos que inició con cero de capital

TE PUEDE INTERESAR