¿Cuántas veces te hicieron memorizar lecciones en el colegio como el nombre de los incas o los departamentos del Perú? Hoy este ejercicio de memoria se ha dejado atrás al considerarlo como pobre en temas cognitivos e inferior al análisis.

Sin embargo, puede ser una puerta para que los niños y adolescentes se interesen por la lectura pues, para memorizar, hay que abrir un libro primero. Para Daniela Chaves Cuzzi, docente de la Facultad de Educación y Gestión de Aprendizaje de la UPC, “la memorización es un proceso cognitivo indispensable, pues no hay aprendizaje sin memoria”. Ella asegura que hacerlo “ayuda a los niños a explorar palabras, el lenguaje y ampliar su vocabulario”.

La verdad es que la puerta de acceso a la lectura no es la más importante, ya sea memorizando poemas o devorando libro tras libro. Lo esencial es que los niños cultiven este buen hábito.

(Foto: Shutterstock)

(Foto: Shutterstock)

 ¿Cómo ayudar a los chicos a amar la lectura?

- Obligar a un niño o a un adolescente a leer es la estrategia perfecta para alejarlo de los libros. Déjalos vivir su experiencia de la forma que ellos elijan.

- Proporciónale una gran variedad de textos para ampliar sus opciones, siempre con tu cuidado y supervisión.

- Usa internet y las redes sociales como una herramienta para que se interesen en la lectura. Hay grupos de fanáticos de sagas literarias, blogs, páginas oficiales con contenido exclusivo e información adicional, etc.

- Si se trata de la memorización de textos, recuerda que no es algo obligatorio. Hay chicos que prefieren disfrutar de una canción o un libro y luego pasar a otro en lugar de aprenderlo de memoria.

- No te limites por la segmentación de libros por edades si el tema es de interés del niño o adolescente. Tómalo como una guía para elegir los ejemplares, mas no como una regla.

Con información de Rosa Chávez Yacila

 

TAGS RELACIONADOS