La exclusión de un hijo es un tema delicado pues se abren un sinfín de posibilidades: desde que el pequeño está teniendo problemas hasta sentimientos de culpa y de haber fallado como madres.

“Cómo abordar el tema dependerá de las señales de tu hijo, ya que tal vez sean los adultos quienes notaron la exclusión y él no se ha dado por enterado”, explica la psicóloga psicoterapeuta Adhara Ampuero. “En este caso, hablarle del tema puede ser perjudicial, porque lo hará consciente de algo que desconocía. Sería mejor hablar con los otros padres o a la profesora”.

Sin embargo, si los hijos son mayores y conscientes de esta exclusión, podría derivar en problemas más grandes como baja autoestima, inseguridad y depresión. En este caso, la terapeuta holística Ivette Carrión Torres aconseja empoderarlos para que ganen seguridad y confianza.

La psicóloga y psicoterapeuta Paola Peláez Villanueva añade que el afecto es fundamental para ayudar a los hijos que experimentan una exclusión. “Es fundamental que el niño reciba confianza, seguridad, reconocimiento y amor diciéndole lo importante que es para ti”, explica.

Los especialistas están de acuerdo en que, en algunos casos, la crisis es de los padres y no de los hijos. “Lo importante es que nosotros como adultos mantengamos la calma, miremos las cosas desde otra perspectiva y les transmitamos la energía positiva de que todo estará bien”, recomienda Carrión.

Con información de Keny Feijóo

 

TAGS RELACIONADOS