Aunque no hayamos hecho ejercicio durante todo el año,  disfrutar del verano con un cuerpo radiante es la excusa perfecta para matricularnos en estos meses en el gimnasio. La página hizo una selección de esas clásicas situaciones que tanto mujeres como hombres viven en su primer día de ejercicios.

Desde cargar mucho peso o no tomar descansos, ese primer día en el gimnasio nos deja sin aliento y con el cuerpo molido. Incluso algunas de nosotras después de esta intensa sesión de ejercicios lha reconsiderado si quiere seguir ejercitándose.

Aquí algunas de las ilustraciones que retratan todos los momentos que todos hemos vivido durante el primer día en el gimnasio. 

 

TAGS RELACIONADOS