¿Qué hacer cuando no puedes cumplir con una cuota de pago?
¿Qué hacer cuando no puedes cumplir con una cuota de pago?
Redacción EC

Maritza Noriega

¿Quién no tiene una deuda en el sistema financiero? Si no pagas cada mes el crédito de una casa, entonces abonas el de un auto o una maestría, un viaje… A veces más de una cosa y cuando cancelas una deuda, inmediatamente adquieres otra.

El sistema de crédito es así y funciona en la medida en que seas ordenada. Tener un historial de pago positivo te permite ser reconocida como una clienta puntual, además de facilitarte el acceso a más productos financieros y con mejores condiciones.

Ahora bien, si tienes más de un crédito en diferentes entidades financieras, te expones al desorden, a olvidar las fechas de pago, a retrasarte en los pagos. Quizá te conviene más llevar todas tus deudas a una sola entidad financiera, sea banco, caja de carros, cooperativa de ahorros, etc. Eso te permitirá recordar una sola fecha de pago, tener un solo crédito en cuotas fijas mensuales, elegir cuotas simples o dobles, programar mejor la fecha de pago de manera que calce con el flujo de tus ingresos y lo más tentador: negociar una mejor tasa de interés.

¿Qué pasa si en algún momento tienes problemas para cancelar la deuda? Lo recomendable es que acudas a la entidad financiera y expongas la situación. No pagar es lo peor para tu reputación crediticia. La entidad financiera te planteará las opciones que tienes, como refinanciar o reprogramar la deuda.

De otro lado, si tienes un negocio, puedes acceder a un crédito para activo fijo en caso requieras financiamiento para comprar maquinaria, modernizar tu negocio o mejorar tu local. También puedes optar por un crédito para capital de trabajo, destinado a personas naturales que cuentan con un negocio propio o personas jurídicas que necesitan financiamiento para capital de trabajo.

BUENAS PAGADORAS

Aunque no lo creas, ser mujer es un punto a tu favor al momento de solicitar un crédito. Según un estudio de la central de riesgo Sentinel, hecho en el 2013, el 61,8% de las mujeres con créditos estaban al día en sus pagos. Y el 59,6% de los hombres con deudas en las instituciones financieras pagan sus obligaciones sin retraso. La diferencia es mínima entre ambos sexos, sí, pero en ese año el 45% de los titulares de deudas vigentes eran hombres y un mayoritario 55% eran mujeres.

Las mujeres, en general, tenemos fama de ser buenas pagadoras. Por eso no extraña que al momento de pedir un crédito de bajo monto el hecho de ser mujer sea un punto a favor. Así es, cuando se trata de créditos personales las entidades bancarias hacen una evaluación en la que colocan puntajes a diferentes rubros (edad, sexo, ingresos, etc.) y cuando los montos no son muy elevados, el hecho de ser mujer te da un poquito más de puntaje.

Como un dato, los tipos de crédito a los que las mujeres más acceden son el estudiantil y el vehicular. Para compras más grandes, en pareja, se coloca como titular del crédito a quien gana más y, en nuestro país, generalmente es el hombre quien gana más, por eso figura él como titular del crédito. Cabe anotar que las mujeres suelen endeudarse más por las compras que hacen para sus hijos y el hogar a través de sus tarjetas de crédito. Por eso, en los meses de verano muchas mujeres terminan de pagar las compras que hicieron Navidad. Diciembre es el mes en que más se compra y, sobre todo, compran las mujeres.

TIPS

- Paga tus deudas oportunamente. El ser puntual en los pagos te dará un buen historial crediticio y te servirá para calificar como sujeto de crédito cuando desees créditos mayores.

- Considera que la disposición de efectivo a través de las tarjetas de crédito es más costosa. Evítala en lo posible.

- Si no puedes cumplir con los pagos, comunícalo al acreedor antes del vencimiento del crédito.

- Trata de pagar montos mayores a la cuota mínima, en el caso de las tarjetas de crédito.

- Paga los gastos corrientes (supermercado, luz, agua, etc.) en efectivo o con tarjeta de crédito, pero no en cuotas. Haz un presupuesto y no gastes más de lo que puedes pagar.

- Si te roban o pierdes las tarjetas de crédito, avisa a la entidad financiera.

TAGS RELACIONADOS