Rebeca Escribens se quiebra al recordar a su madre.
Rebeca Escribens se quiebra al recordar a su madre.
Adriana Rojas Somontes

author

adriana.rojas@comercio.com.pe

tenía 23 años cuando su madre dejó de existir y, aunque sintió el fuerte golpe de su ausencia física, continúa sintiéndola a su lado. Pero además de las valiosas enseñanzas y miles de recuerdos que viven en su memoria, la conductora de América Espectáculos, afirma que en dos ocasiones pudo ver y sentir a su mamá. “Juro por mis hijos que en dos momentos de mi vida he sentido a mi madre”, confiesa en #Dilo con Jannina Bejarano, compartiendo todos los detalles de su increíble experiencia.

El primer episodio sucedió en 2004. Rebeca Escribens se sometía a una cirugía estética y, mientras la intervención se realizaba, la conductora se despertó en medio del efecto de la anestesia. “Yo no sé, de repente me estaba yendo. Ni me di cuenta”, asevera. En ese preciso momento pudo observar el milagro: su madre la tomaba de la mano y acariciaba tiernamente su cabeza.

“Sentí que me desperté en algún momento y que alguien me cogió de la mano y me empezó a hacer cariñito en la cabeza. ¡Era mi mamá! Yo volteé echada en la camilla y la vi con su pelo cortito como se fue, vestida de celeste y con una luz.”

Los días después de la operación estuvieron cargados de mucha emoción. “Estuve llorando dos días seguidos. No sé si estaba agradecida por la cintura que me había hecho o por ver a mi mamá”, añade entre las características carcajadas que adornan su personalidad. Y es que, la madre de la actriz, llevaba varios años de fallecida.

Foto: Instagram.
Foto: Instagram.

Tal como cuando la ayudaba a cuidar a su primer hijo durante sus seis primeros años, la madre de Rebeca Escribens se hizo presente nuevamente, cuando la bella conductora más la necesitó. Y es que Diego estuvo muy cerca de ser operado por un problema gástrico.

La indicación del médico fue clara, si el pequeño no evacuaba durante la noche, tendría que ser operado al día siguiente. En la clínica, Rebeca no se despegó ni un segundo de él. Y fue entre sueños que la volvió a ver, su madre la acariciaba amorosamente y hasta que despertó. En ese momento pudo ver a su hijo pararse de la camilla. “¿A dónde vas hijo?", le preguntó Rebeca. “Voy al baño, mamá”, fue la respuesta de su pequeño. Escribens describe el hecho como una señal clara de que su madre le estaba avisando que todo estaría bien. Dicha situación contada por Rebeca fue tan emocionante que tanto ella como la conductora de Dilo, Jannina Bejarano, contuvieron las lágrimas.

Clip 1 - Rebeca confiesa se que su madre se le apareció en dos oportunidades

La emotiva entrevista recorrió pasajes íntimos de la también actriz. Así, reveló que los momentos más importantes de su vida los disfruta en absoluta armonía con la familia del padre de su primer hijo y su actual esposo. Además, Rebeca participó de los juegos de Dilo: en Impro ABC, su reto fue contarle a su mejor amiga, que el novio con el que se casaría, le era infiel ¡con ella! En Dilo cantando, emocionó al público interpretando Mío, Mujer de carne y hueso, Pelo suelto, Amor eterno, entre otros éxitos.

Mira el programa completo de #Dilo con Jannina Bejarano para El Comercio.