Los días de invierno ya se empiezan a sentir y lo que uno más quiere es llegar a casa, tomar algo caliente y meterse en la cama, pero aun así este fin de semana puede aprovecharse mejor,  con estas seis cosas muy prácticas que podemos hacer  sin mucho esfuerzo. Toma nota y empieza de una vez.

1. Dormir. No hay nada mejor que rendirnos en los brazos de Morfeo, y  más si tuviste una semana de trabajo agotadora para cerrar el mes, agarra tu manta favorita, tírate en el sillón o en tu cama  y comienza una maratón  de plácido sueño.

2. Ver películas. Si no tienes ganas de salir de casa e ir al cine, puedes buscar alguna saga que pasa en la Tv o solo usar esa clave de Netflix que guardas como un tesoro y listo.  

 (Foto:Shutterstock)
 

(Foto:Shutterstock)

3. Tea Party: Invita a tus amigos y que comience la diversión,  cocinen juntos, hagan postres, compitan con juegos de mesa o solo tengan una larga charla. Conectarte con personas fuera del trabajo permite un equilibrio que te aleja del estrés laboral.

4. Ordena tu cuarto: Es normal que durante la semana dejes todo tirado en la habitación, desde la ropa hasta documentos, así que este fin de semana es un buen momento para poner orden. Después tendrás la gran satisfacción de tener espacio nuevamente.

 (Foto:Shutterstock)
 

(Foto:Shutterstock)

5. Leer y escribir: Una taza de café y un buen libro hacen de cualquier día algo especial, si aún no terminas esa historia que tanto te enganchó o si postergaste algún texto para después, esta es la oportunidad de empezar. Si por el contrario te gusta escribir, entonces anímate a tomar un lapicero y plasmar lo que guardas dentro.

6. Conversa contigo: Los momentos de introspección son fabulosos, toma un momento este fin de semana para analizar las cosas que estás haciendo, si quieres trae recuerdos del pasado y quédate solo con lo mejor para disfrutar el presente.