Fuente: Instagram
Fuente: Instagram
Adriana Rojas Somontes

La vida de se divide entre sus dos grandes pasiones: su familia y la música. En el programa de espectáculos de El Comercio, #Dilo con Jannina Bejarano, la ganadora del Festival Viña del Mar 2019 cuenta cómo vive su incalculable amor de madre. Siguiendo el ejemplo de su propia mamá, Susan revela que sus tres pequeños hijos son más importantes que cualquier cosa en el mundo.

Y si bien hoy disfruta al máximo la maternidad, la vida de Susan Ochoa no fue fácil porque perdió a su padre cuando era una niña. El padre de la cantante falleció a pocos días de que ella cumpliera once años de edad, dejando a su madre viuda con tres niñas. “Mi papá falleció el día de su cumpleaños número treinta, mi mamá era menor por tres años” recuerda Susan señalando que su madre fue un ejemplo para ella. “Yo siempre vi a mi madre trabajar, nunca la vi en fiestas ni dándose un tiempo para ella sino trabajando para sacarnos adelante” afirma.

Es así, que Susan sigue los pasos de su madre y hasta se considera un poco aburrida. “No me gusta la vida nocturna, me gusta comer” cuenta entre risas añadiendo que siempre quiere estar con sus hijos. “Me gusta la vida familiar. Cuando no estoy en mi trabajo, estoy en mi casa”.

Clip 5 - Susan Ochoa mamá

El amor verdadero

Susan Ochoa se convirtió en madre por primera vez a los veintitrés años de edad. Con el nacimiento de Camilo, su hijo mayor que actualmente tiene diez años, comprendió que el amor de madre no se compara con nada. “Cuando vi a Camilo conocí el verdadero amor, es algo que no puedo describir, un amor incomparable” cuenta emocionada. Y es que aunque ama a su esposo o a su madre, considera que el amor que siente como mamá es irremplazable. “A mí me puede faltar todo, menos mis hijos”.

Cinco años después llegaría su hijo Flavio a quien Susan describe como el más travieso. Y finalmente Arely de un año y siete meses, a quien considera como su dulce bebé. La talentosa cantante afirma que la diferencia entre tener hijos hombres y mujeres se refleja desde el embarazo. “Con mis hijos hombres no tuve ninguna complicación, yo solo comía y comía y comía y no importaba nada más. Pero con Arely sufrí mucho, me desmayaba a cada rato”.

Y tal como lo aprendió de su propia madre, Susan es una mujer comprometida con que todo vaya en orden. “Soy una mujer de carácter, soy sincera, en mi casa soy la que les pone las reglas”, comenta entre risas. Es que, según la cantante, el papá de sus hijos es muy permisivo y, como es natural, los pequeños necesitan orden para realizar tareas, juegos y convivencia.

En #Dilo también contó su tierna historia de amor con . Además, en el terreno artístico es capaz de todo y así lo demostró en el juego Casting del programa donde pudo dramatizar una escena junto a Jannina Bejarano, conductora del programa.