A muchos, esta cuarentena nos va a generar una dosis extra de emociones y es más normal de lo que creemos sentir un poco más de estrés, ansiedad, miedo y hasta soledad. Ya la OMS alertó que la amenaza del coronavirus y el confinamiento están causando un fuerte impacto psicológico en las sociedades. (Imagen referencial/ AFP)
A muchos, esta cuarentena nos va a generar una dosis extra de emociones y es más normal de lo que creemos sentir un poco más de estrés, ansiedad, miedo y hasta soledad. Ya la OMS alertó que la amenaza del coronavirus y el confinamiento están causando un fuerte impacto psicológico en las sociedades. (Imagen referencial/ AFP)
Yasmin Rosas

Hace dos semanas ya, el presidente anunció que las medidas de se extenderán por 13 días más. La noticia, aunque ya era un rumor de pasillo, nos cayó como un balde de agua bien fría.

Esta pausa no solo significa protegernos ante la inminente llegada del (COVID-19) al territorio nacional. Esta pausa es interrumpir nuestra vida tal y cual la conocíamos, con rutinas, abrazos, salidas, fiestas y demás.

Como todo, poco a poco estamos asimilando a lo que nos enfrentamos como país, pero también nos estamos acostumbrando a ver las calles sin autos, transporte público ni personas, pero sí con policías y miembros de las Fuerzas Armadas. También estamos cayendo en la normalidad de que nuestros nuevos accesorios sean los guantes de látex y mascarillas, y a ser, sobre todo, más precavidos en cuanto a higiene.

Pero, esto no es todo. A muchos, esta cuarentena nos va a generar una dosis extra de emociones y es más normal de lo que creemos sentir un poco más de estrés, ansiedad, miedo y hasta soledad.

Ya la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que la amenaza del coronavirus y el confinamiento están causando un fuerte impacto psicológico en las sociedades.

“Sabemos que, la vida está cambiando radicalmente para muchas personas. Mi familia no es una excepción: mi hija ahora toma sus clases en línea desde casa porque su escuela está cerrada. En estos momentos difíciles, es importante seguir cuidando la salud física y mental. No solo ayudará a largo plazo, sino que también contribuirá a combatir el COVID-19, señalaba Tedros Adhanom Gebreyesus, director general de la OMS.

¿Qué debemos tomar en cuenta?

Ante esta suerte de encierro no todos vamos a responder o a sentir de la misma manera, vamos a haber algunos que lo llevemos con naturalidad y otros a los que nos choque un poco más el hecho de estar todo el día en casa y salir solo para lo más mínimo. En estos días es importante no solo cuidar la salud física, sino también de la .

“Cada persona desarrolla recursos propios con los que se relaciona al entorno en el que vive y afronta las diferentes circunstancias a las que se enfrenta. En esta situación de aislamiento social cada uno pondrá esos recursos a prueba. A veces esto nos dará resultados y otras no, es ahí donde podemos subir los niveles de nuestras emociones”, explica a El Comercio el psicólogo Segundo López Zumaeta.

Para el especialista, pueden existir grupos que se sugestionen con la enfermedad y con la propagación de la misma. A estas personas, esa preocupación de más les puede jugar en contra ya que podrían aumentar la ansiedad o el estrés mientras que las defensas, en cambio, podrían bajar, poniéndolos en una situación vulnerable no solo ante el COVID-19, sino ante cualquier otra enfermedad.

Y otros, serían los que están muy pendientes del futuro y que su mente gira en torno a las obligaciones que se vienen o a los ingresos que se han dejado de percibir.

A todos Segundo López nos recomienda lo siguiente: vivir un día a la vez.

“Eso del día a la vez implica que la persona pueda darse cuenta de que el futuro todavía no es, que el pasado ya no es y que lo único que puede controlar es lo que está haciendo aquí y ahora. Es recomendable aprender a usar este pensamiento para que cuando llegue a nosotros en forma de ansiedad, estrés o tristeza, busquemos algo con que cortarlo y transformarlo”, recomienda.

Para esto, es importante afianzar los sentidos con música o con tareas manuales. “Podemos probar muchas cosas, como cocinar, jugar algo o ver una película, generalmente cada uno sabe lo que le resulta placentero”, acota.

Hace algunos días, el presidente Martín Vizcarra anunció que las medidas de aislamiento social se extenderán por 13 días más. El Comercio buscó a un especialista para que nos cuente, a grandes rasgos, qué podemos sentir y cómo afrontar estos días. Escucha dándole play al video.

Como ya lo mencionó el especialista, con esta situación es normal que por estos días sintamos un poco más de ansiedad. Si ese es el caso, es síntoma de que debemos liberar tensiones y lo más correcto sería hacer un poco de actividad física para deshacernos de esa energía extra.

Hoy en día, tenemos algunas herramientas para poder bailar y seguir rutinas de ejercicios en casa. Varios profesionales e ‘influencers’ comparten sus rutinas Facebook, Youtube e Instagram, las cuales nos pueden servir de referencia para poder liberarnos.

Por otra parte, si tenemos pensamientos de añoranza, tristeza, pérdida o se nos vienen recuerdos del pasado, es muy importante que nos ayudemos trayendo pensamientos alternativos para transformar los que ya tenemos en nuestra mente y darles un nuevo sentido.

López destaca que no todas las personas tenemos la misma capacidad para reconocer nuestras emociones, por eso es importante estar atentos a nosotros mismos y a cómo nos sentimos. En estos días podemos darnos un tiempo para meditar y reflexionar sobre nuestros objetivos y metas, sin presionarnos y dejando que nuestras ideas fluyan.

Si es que en casa vivimos con adultos mayores, es recomendable mantenerlos activos, conversar con ellos y estar atentos a sus necesidades. “A veces nos olvidamos hasta de la música que escuchan o de sus intereses y es importante que por estos días reforcemos el vínculo que tenemos con ellos”, detalla.

En el siguiente video, Segundo nos explica de qué otras maneras podemos atender a nuestros adultos mayores:

Si es que en casa vivimos con adultos mayores, es recomendable mantenerlos activos, conversar con ellos y estar atentos a sus necesidades, explica el especialista.

Si es que este periodo nos toca afrontarlo con los más pequeños, lo recomendable también es que se mantengan activos. El especialista señala que los niños tienden mucho a copiar las conductas y actitudes de los adultos de la casa. “Si es que no ven a personas activas o con buen semblante, ellos van a a ser un reflejo de eso”, explica.

A continuación, encontrarás más recomendaciones para que puedas conseguir una balanceada convivencia con los menores de la casa:

Los niños tienden a copiar las conductas de los adultos. Es importante mantenerlos ocupados y fomentar su desarrollo físico y mental durante estos días.

Asimismo, el especialista señala que también existen personas que viven en ambientes tóxicos o violentos y que el estar en casa podría generar sentimientos y emociones como la angustia, temor, frustración y enojo.

La ONU Mujeres alertó que en este contexto “aumentan los riesgos de violencia contra las mujeres y las niñas, especialmente violencia doméstica, debido al aumento de las tensiones en el hogar y puede también aumentar el aislamiento de las mujeres”

Si eres víctima de violencia puedes llamar desde cualquier teléfono público, celular o línea fija a la Línea 100, que está habilitada las 24 horas del día; al Chat 100, que atiende lunes a viernes de 8:00 a.m. a 10:00 p.m., y a los Centros de Emergencia Mujer (CEM) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. Ahí te pondrás en contacto con especialistas que te orientarán y te darán el soporte que necesites.

Ya casi acabamos esto, con calma...

Segundo explica que este tiempo sin salir de casa nos ayudará a enfrentarnos a la rutina y a nuestros ritmos agitados y con escasas pausas. También será importante para darnos cuenta que no todo gira en torno a lo físico. “Esto es pasajero y acabará. No estamos imposibilitados a hacerle frente a esta situación”, nos dice.

“Solo debemos estar atentos si al concluir el aislamiento social sentimos de que no podemos controlar del todo nuestras emociones, es importante conversarlo y acudir a un especialista. Cada persona es única y necesita trabajar consigo misma a su propio ritmo”, agrega.

Aquí te dejamos el mensaje final de nuestro especialista:

A todos Segundo López nos recomienda lo siguiente: vivir un día a la vez. Escucha su mensaje final en el video.

¿Necesitas ayuda?

Puedes acudir a los Centros de Salud Mental Comunitarios del Ministerio de Salud. Te compartimos el directorio (teléfonos, dirección y ubicación) de lugares de apoyo. Solo debes dar clic

También puedes contactar a Sentido - Centro Peruano de Suicidología y Prevención del Suicidio que cuenta con programas de apoyo. El número es 498 2711 y puedes chequear su página de Facebook

Otra opción es contactar a los especialistas de la Fundación Calma al 980 254 561. Mira su página de Facebook

*Segundo López Zumaeta es un psicólogo con amplia experiencia en orientar, aconsejar y dar apoyo psicológico en el ámbito personal, familiar y laboral. Si quieres contactarlo puedes comunicarte al 977 559 606 para conversar con él o con algún profesional de su staff.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

TAMBIÉN PUEDES LEER