En una conversación exclusiva con El Comercio, la actriz compartió más acerca de los pasatiempos que la han acompañado durante el confinamiento, la importancia de que el Estado sume más apoyo al arte, y su amor por los animales.  (Fotos: IG/ @vanessasabaoficial)
En una conversación exclusiva con El Comercio, la actriz compartió más acerca de los pasatiempos que la han acompañado durante el confinamiento, la importancia de que el Estado sume más apoyo al arte, y su amor por los animales. (Fotos: IG/ @vanessasabaoficial)
Celeste Pérez

Para (45) el confinamiento ha sido oportunidad de repensar, escribir, aprender, y, una vez más, escribir. Hay un proyecto muy especial que se encuentra configurando al lado de su esposo, el director de Frank Pérez-Garland, que confiesa va más de dos años en formación. “Está bien, no estamos apurados, es algo muy importante para nosotros, así que nos lo hemos tomado con calma”, reconoce. También ha disfrutado de ver películas de suspenso y documentales de casos no resueltos, eso sí, nada de terror porque luego le cuesta dormir. Cuenta además que si no hubiera sido actriz tal vez se hubiera dedicado a la criminalística. ¿Alguien lo hubiera imaginado?

Sin embargo, Vanessa también se ha dado tiempo para ayudar, para compartir. Para reconocer sus privilegios. Considera de suma importancia acercar el arte a los ciudadanos del país, sobre todo en estos tiempos de crisis. “El Estado está en la obligación de proveer ese derecho a sus ciudadanos. Esa vía de escape que significa el arte, acceder a él, debería ser igualitario”, defiende.

En casa, y acompañada por su fiel mascota ‘Junio’, la actriz nos recibe virtualmente para una conversación exclusiva:

El confinamiento ha sido una montaña rusa de emociones para todos. ¿Cómo lo estás viviendo tú?

La verdad es que al inicio estuve súper proactiva, con muy buena actitud, pero a medida que se fue alargando se me ha hecho más pesado. Es algo que creo que a muchos nos ha pasado igual. También me pasa una cosa extraña, que es que si bien no tengo ganas de salir, igual el encierro me afecta un poco. La incertidumbre causa algo de ansiedad. Igual me siento a gusto en casa, tengo la suerte de poder tener un lugar donde estar bien con mi familia.

Además, esto ha impactado muy fuerte en la industria del entretenimiento, pues aunque algunas producciones ya se han reanudado, los cines y teatros continúan cerrados... ¿Cómo lo percibes tú?

Si, es un año complicado para los actores, un año inactivo prácticamente. Justo del tema de los cines hablábamos el otro día con mi esposo (el director Frank Pérez-Garland), y es un tema gravísimo, me pregunto en qué estadose encontrarán, no sé si ya habrán quebrado algunos, si habrán podido mantener a toda su gente con trabajo, ya que ellos tienen cero percepción de dinero. El teatro tampoco... medio que se ha iniciado esto del teatro vía zoom, que en el caso de La Plaza y Los Productores, están produciendo, además, varias obras al mismo tiempo, así que creo que les ha dado resultado. No sé si la ganancia es enorme, pero al menos el gasto es muchísimo menor a lo que era anteriormente, entonces me imagino que eso les está ayudando a sostenerse.

¿Hay proyectos en los que estabas participando que han quedado en stand by?

Justo estaba grabando un proyecto para cine cuando inició la cuarentena, y por el momento está parado, existe toda la intención de retomarlo pero no se sabe cuándo aún, ya que este momento aún no se percibe como algo seguro. Sé también de otros proyectos que tuvieron que ser cancelados porque sus auspiciadores tuvieron que retirarse, porque la situación también los ha golpeado. La situación es compleja, yo creo que en un inicio el Gobierno actuó bien, hizo lo que se tenía que hacer, pero ahora todo se ha salido de control y es muy complicado. Si bien hay algunos que le han sabido sacar la vuelta a este momento, creo que hay que pensar en aquellos que no han podido hacerlo, y en aquellos que ya se encontraban en una situación difícil desde antes de la pandemia.

Es importante recalcar esto, ya que muchos no toman en cuenta que la situación de muchos artistas también es vulnerable y se ha visto gravemente afectada...

Es cierto, justo recuerdo que al inicio de la pandemia hubo una iniciativa muy bonita, Emanuel Soriano junto a otra actriz realizaron una colecta para artistas de la calle, que son los que están en una situación más vulnerable, y también tengo entendido que están empadronados en la Municipalidad de Lima, entonces espero que por ahí también estén recibiendo apoyo. También hubieron colectas para la gente del medio, como técnicos que lamentablemente se contagiaron; Tondero lanzó “Asu Mare” en Netzun y con lo recaudado ayudaron al equipo técnico; porque claro, hay que tener en cuenta que no solo se han quedado en el aire los actores, sino toda la gente que hay detrás de una producción.

¿Crees que en esa circunstancia, es esencial un reconocimiento mayor por parte del Estado?

Considero que este es un buen momento para que el Estado se dé cuenta de lo importante que es el arte, es lo que está sosteniendo a la gente ahora, ya sea por las obras vía zoom, los conciertos virtuales, y más. La gente puede ver arte para distraerse, para desestresarse un poco también. Entonces, si el arte es parte del día a día de la gente, el Estado lo debería tenerlo en su consideración, porque es un derecho de todos, no un privilegio. El estado está en la obligación de proveer ese derecho a sus ciudadanos. Esa vía de escape que significa el arte, acceder a él, debería ser igualitario. No es tanto por apoyar al artista peruano, o por apoyar la película, o porque hay un concurso de cine y se le da millones a las organizaciones para financiarlo... se trata de que cada ciudadano pueda acceder al arte, porque sin él creo que nos volveríamos todos locos.



¿Consideras que el arte puede sanar?

Bueno, de que por lo menos te distrae, te distrae. ¿Sanar? Creo que es una palabra muy grande. Lo que sí estoy segura es que el arte nutre, te proporciona algo. Esto depende también de cuan elevado sea lo que estás viendo, tu sensibilidad particular. Mira, es huachafo lo que voy a decir, pero el arte sí nutre tu alma, sí eleva tu espíritu. Y eso cualquiera que haya visto una pintura en vivo que lo haya emocionado, una película, una canción, un libro, lo entiende. Entonces, tal vez eso ‘sana’ de alguna forma, pero lo que sí sé es que es imprescindible, y esta crisis lo ha demostrado.

Has sido invitada al FACIUNI (Festival Académico de Cine Universitario Internacional) como embajadora de nuestro país. ¿Cómo te sientes al respecto?

Me siento muy feliz. Ha sido una de mis alegrías durante esta etapa de confinamiento. Los expositores son todos muy profesionales, tienen muchas cosas interesantes que decir. Es bonito para mí formar parte como expositora, es una oportunidad en la que también he aprovechado para aprender más. Me siento honrada de participar, el programa está muy nutrido, además de las becas que se ofrecerán para jóvenes talentos, que hoy representan a la nueva generación de cineastas en la región.

En lo personal, ¿hay algún género cinematográfico que disfrutes más? ¿Tienes algún largometraje favorito?

En verdad soy una espectadora bastante versátil, me gusta de todo. Lo único que no veo es terror antes de dormir porque me da miedo (risas). En verdad depende mucho de mi estado de ánimo. El suspenso me encanta, también los documentales de crímenes no resueltos, creo que hubiera estudiado criminalística si no hubiera sido actriz. Creo que me gusta ver cosas que alimenten lo que necesite alimentar en ese momento preciso.

Y, ¿has leído algo durante la cuarentena?

No he podido leer. He tratado de leer y no he podido concentrarme. Si te soy totalmente sincera, al inicio saqué todas mis lecturas pendientes y las puse en mi mesa de noche. Ahí se quedaron. ¡No pude! He podido escribir más que leer. Yo era una lectora voraz, después dejé de leer un poco, luego retomé, creo que me da por épocas. Creo que es que ahora me da cierta ansiedad y mi cabeza da muchas vueltas y no me permite concentrarme. En cambio para escribir si fluyo, la verdad es que en ese caso sí he podido sentarme, tampoco todos los días, pero eso si lo puedo hacer. Justo encontré una lectura muy buena antes de que inicie la cuarentena, sobre el vínculo de una madre con su hija, era bastante interesante, con enfoque feminista, pero lo dejé ahí. Espero poder retomarlo y lograr concentrarme.

Hablando acerca del feminismo, ¿percibes algún cambio en cuanto a la presencia femenina en el mundo del arte y las producciones cinematográficas?

No sé si tengo una postura muy clara al respecto, creo que me hacen falta cifras para pronunciarme de manera más acertada al respecto. A ver. Las cosas han ido cambiando. Volviendo en el tiempo, pienso que mi abuela hubiera querido ser muchas cosas vinculadas a la creatividad, pero ella una vez me compartió que si le hubiera dicho a su papá que quería ser actriz él le hubiera metido una cachetada. Y es verdad, la mujer está teniendo la oportunidad de desarrollarse poco a poco, muchísimo más tarde que el hombre. En algunos casos, incluso, aún no se percibe el cambio. Creo que por eso hay menos mujeres que se dirigen al mundo artístico, lo que no quiere decir que no hayan mujeres con capacidad, todo lo contrario. Pero, no tengo la información suficiente como para explicar cómo es que en el Perú se mueve este tema de la mujer creativa. Sin embargo, conozco a un montón de mujeres talentosas, que no solo actúan, sino que también escriben y dirigen teatro, escriben y dirigen cine, que producen; de hecho, en el último proyecto que hicimos con Frank (Pérez Garland), “Rapto”, había una fuerte participación femenina en el equipo técnico, no solo en producción o maquillaje como muchos piensan, sino también en sonido, asistencia de dirección, managers, data. Sin duda, creo que cada vez habrán más mujeres, es algo que tiene que pasar.

Algo en lo que eres muy activa es en promover los derechos de los animales. Constantemente estás compartiendo información sobre ello, apoyando a organizaciones o compartiendo alguna publicación sobre mascotas perdidas. ¿Qué tan importante es esa faceta de tu vida?

Es súper importante. De hecho, las redes sociales, sobre todo Twitter, funciona un montón para temas de perritos perdidos. Un montón de dueños pueden reencontrarse con sus mascotas gracias a las redes sociales. La comunicación es rápida, y felizmente hay un montón de personas que son empáticas con el tema, lo que es genial. Cada vez que veo que un perrito logró volver a casa, respiro tranquila. Me dan mucha pena los animales, porque dependen de la voluntad de los seres humanos y a veces somos muy egoístas. Yo tengo un perrito adoptado (Junio) y el vínculo es especial, realmente es especial. Son como niños, tal vez no pueden hablar y decir lo que les pasa, pero son muy amorosos. Me gusta la idea de que muchos perritos puedan tener una segunda oportunidad.

Considero también que sería bueno que en este país haya más albergues municipales, porque hay mucha gente ayudando, pero muchos de ellos tampoco tienen los recursos necesarios, lo hacen por amor a los animales. Necesitan más apoyo. En ese sentido las donaciones son esenciales, y la verdad es que hay bastante gente que se suma y ayuda. Yo estoy involucrada con un grupo que se llama S.O.S. Pet Rescate, que hace una labor muy importante y que además rescata a muchas hembras de la calle para evitar que se sigan reproduciendo de manera indiscriminada. La esterilización debería ser obligatoria, es algo esencial para la salud de las mascotas. Solo hasta hace un tiempo un censo daba la cifra de que alrededor de 6 millones de perros vivían en las calles de nuestro país. Estoy segura que ahora hay muchos más y eso no puede seguir así. Es importante informar a la gente, hay quienes están fomentando al cambio, pero no pueden solos. Necesitan el apoyo del Estado. Por ejemplo, la Municipalidad de Miraflores es muy activa en el tema.

Ver esta publicación en Instagram

Juegos cotidianos😀

Una publicación compartida de Vanessa Saba (@vanessasabaoficial) el

Para concluir, ¿qué proyectos tuyos podemos esperar a futuro?

Ahora mismo Frank (Pérez-Garland) y yo nos encontramos escribiendo dos proyectos. Uno que es por encargo y otro que es muy personal, que estamos trabajando hace casi dos años y aún sigue tomando forma. Pero está bien, no estamos apurados, es algo muy importante para nosotros, así que nos lo hemos tomado con calma. Estoy en eso por ahora, y bueno, están también estas dos películas que han quedado pendientes por la pandemia, pero que ya serán para el otro año, no sé exactamente en qué fecha. Y... tal vez hay un proyecto como actriz pronto…. Pero aún nada confirmado (risas). Si quieren me pueden seguir en Instagram para que estén al tanto.

Sobre FACIUNI Fest

Este jueves 27 de agosto a las 18 horas FACIUNI Fest presentará una destacada master class que contará con los directores Andrés Wood de Chile y Sebastián Cordero de Ecuador, quiénes fueron invitados a integrar la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood; además de la reconocida directora argentina Lucía Puenzo. A partir de la temática “Cine con voz latina”, la charla apuntará a conocer su experiencia en la creación de relatos que dan voz a Latinoamérica, su impresión sobre la visibilidad del cine de la región en la industria cinematográfica mundial y el valor de la reflexión local en el cine.

El festival también tendrá diferentes conversatorios que estarán disponibles previamente desde las 9.30 horas en adelante: “Leer la realidad desde el cine” estará a cargo de las directoras Laura Mora de Colombia y Lucía Garibaldi de Uruguay; “La industria del cine en la nueva normalidad”, contará con los testimonios de la reconocida actriz peruana Vanessa Saba y del director y crítico puertorriqueño Juanma Fernández Paris; y “Crisis y creación” contará con la intervención del presentador, actor y guionista brasileño Fabio Porchat. Además, el evento será moderado por el actor chileno Néstor Cantillana.

La participación en el festival es libre y gratuita a través de . La inscripción está disponible en la web hasta el 27 de agosto. Posteriormente el evento quedará disponible online hasta el 6 de septiembre.

Sobre FACIUNI Becas – Octava edición

En busca de seguir impulsando a jóvenes talentos y de fomentar el crecimiento de la industria cinematográfica en la región, DIRECTV anuncia una nueva edición del certamen FACIUNI Becas. Desde el 27 de agosto hasta el 30 de diciembre de 2020, estudiantes de cine y carreras audiovisuales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Puerto Rico y Uruguay podrán participar postulando sus cortos online en . Un jurado especializado, junto a la votación del público, elegirá un ganador por país, quienes recibirán una beca monetaria como incentivo para su carrera y a su vez el establecimiento educativo al que asisten será reconocido con un premio monetario. Luego, los estudiantes seleccionados participarán por el premio mayor: una beca de estudios para el programa de verano de la USC School of Cinematic Arts, una de las universidades más reconocidas a nivel mundial.


VIDEO RECOMENDADO

Cinescape: ¿Cómo afecta el Covid-19 al cine peruano?

TE PUEDE INTERESAR