Las cejas ayudan a equilibrar la estética en el rostro. Ese detalle es importante al momento de depilarlas. (Foto: Shutterstock)
Las cejas ayudan a equilibrar la estética en el rostro. Ese detalle es importante al momento de depilarlas. (Foto: Shutterstock)
Celeste Pérez

El concepto de bonitas ha ido variando con el tiempo y las tendencias. En los años 50, Audrey Hepburn las lucía pobladas, rectas y con un giro al final. Años después, en los 60’s, Marilyn Monroe cambiaría el juego en esta zona del rostro, imponiendo un estilo fino y con forma de triángulo. Hoy, la tendencia va más allá de llevar las cejas como algo ‘perfecto’ y se posiciona más bien como un sello de naturalidad y actitud. Figuras como la modelo Cara Delevingne y la actriz Lily Collins han demostrado que llevarlas despeinadas, pobladas y con acentos de color natural son la nueva fórmula ganadora.

Las medidas claves para maquillarlas son: inicio, arco y extremo. El primer punto coincide con el ala de la nariz, mientras que el arco es fácil de reconocer porque se trata del punto más álgido de la ceja. Para terminar, el extremo suele ir un poco más allá del rabillo exterior del ojo.

“Todos tenemos cejas diferentes, pero para iniciar a maquillarlas se debe tener al menos dos productos de makeup: uno para rellenar (lápiz, gel o sombra) y otro producto para personalizarlas (iluminador, fijador)”, recomienda Yesica Chuy Sam, maquilladora profesional experta en cejas de Benefit Perú. Otro consejo es sumar a la rutina de cejas un tratamiento que las fortalezca e impulse su crecimiento, como por ejemplo la aplicación de aceites o primers acondicionadores con fórmula de nutrientes al menos dos veces al día.

-Errores más comunes-

La magia de unas cejas perfectas se puede ver afectada con errores tan sutiles como caer en un tono más oscuro u otros más dramáticos como excederse en la depilación. “Algo muy común es querer maquillarse las cejas de negro, cuando lo más recomendable es optar por el tono que se asemeje más a la raíz del cabello. Otro desacierto que muchas siguen cometiendo, es adelgazarse las cejas como era tendencia en los 60’s y 90’s, cuando el grosor natural de tus cejas es perfecto para equilibrar el rostro”, señala Chuy Sam de Benefit Perú.



"Un error común es maquillar las cejas de negro, cuando se debe optar por un tono similar a la raíz del cabello"

Por otro lado, Víctor Monsalvo, maquillador internacional de Covergirl, destaca la importancia de llevar las cejas en clave rebelde y natural, sin caer en excesos: “Querer las cejas muy marcadas y empezar a pintarlas desde el nacimiento es un error, ya que deja un efecto muy falso. Lo recomendable es utilizar un lápiz micro fino, de una punta tan delgada que logre simular los vellos. Luego, debes cuidar que los trazos sean pequeños, ya que al hacerlos largos el efecto quedará ahumado y no natural”.

TAGS RELACIONADOS