En esta época, cuando el sol es más intenso, es una obligación tener la piel bien hidratada. Especialistas nos explican cuáles son los tratamientos recomendados. (Foto: Shutterstock)
En esta época, cuando el sol es más intenso, es una obligación tener la piel bien hidratada. Especialistas nos explican cuáles son los tratamientos recomendados. (Foto: Shutterstock)
Marjhori Oyola

Si tenemos una buena alimentación y cuidamos de manera conveniente nuestro cuerpo, ello se reflejará hacia afuera. No es novedad decir que la piel tiene que estar más hidratada durante el en comparación a otras estaciones, ya que en los días soleados aumenta la producción de glándulas sebáceas y, por ende, se pierde más agua. Además, en esta época debemos cuidarla también de los rayos solares, el cloro de las piscinas y la sal del mar, que provocan que esta se irrite, lo que lastima el manto de protección y causa manchas y arrugas.

Pero ¿cuáles son los cuidados que debemos darle para que la piel esté hidratada y reluciente? La doctora Nancy Sánchez Gómez, asesora de Biocare, explica que “la piel es un órgano que necesita nutrición sistémica y localizada. Por este motivo, antes de tomar el sol, sirve prepararnos con una buena dosis de antioxidantes, alimentándonos con ensaladas, frutas ricas en vitamina C, selenio [anticancerígeno], betacarotenos [ayudan a un bronceado más intenso] y bioflavonoides [elementos protectores de la radiación UVB y UVA]”.

Asimismo, durante la exposición al sol es importante hidratarnos y protegernos con un protector solar adecuado, según el tipo de piel. También existen tratamientos que la ayudan a que esté correctamente hidratada, como el ‘hydrafacial’. La doctora Rosario Ramírez Gálvez, especialista del Centro de Medicina Estética de la clínica Ricardo Palma, menciona que este procedimiento tiene como fi n “restaurar la piel, así como, mantenerla luminosa y saludable. Se realiza a través de la infusión de vitaminas, antioxidantes, despigmentantes y ácido hialurónico”

También indica que es un tratamiento no invasivo, que no se necesita tiempo de recuperación y es para todo tipo de piel. Se puede realizar una vez al mes o cada 15 días, previa evaluación del paciente, y combinar con otros procedimientos hidratantes, como el plasma rico en plaquetas o la mesoterapia con ‘nanopore’.

Dron cosmético

Existe otro tratamiento que ayuda a mantener la piel luminosa: los drones cosméticos. Nancy Sánchez explica cómo es el procedimiento: “El primer paso es limpiar, usando un jabón espumoso que tiene el dron del queratinocito y ayuda a que la piel no se engrose. El segundo es tonificar con un tónico de manzanilla para restablecer el pH. Luego, se aplica el dron de ácido hialurónico que fortalece la velocidad y la penetración con un electroporador [máquina que facilita la penetración de sustancias hasta la dermis]. Finalmente, se coloca una máscara de manzanilla dronada que aporta estabilidad a la dermis y, al mismo tiempo, mejora la textura de la piel”.

Este ácido hialurónico dronado tiene la particularidad de renovar el existente. La ventaja de esta vía de administración es que permite trabajar a lo largo de todo el rostro, como los párpados superiores e inferiores, labios y el resto de la cara sin infl amarla; se logra, así, una alta nutrición y estimulación de las células dérmicas.

Tome nota

  1. No exfoliar la piel el mismo día que nos vamos a exponer al sol.
  2. No usar limpiadores abrasivos ni ácidos despigmentantes durante el verano.
  3. Usar loción tónica calmante y regeneradora.
  4. Aumentar el consumo de vegetales para que sean nuestro soporte antioxidante.
  5. Tener un consumo apropiado de agua: dos litros diarios, aproximadamente.
  6. Usar factores físicos de protección, como gorra, lentes o sombrilla.
  7. Usar bloqueador solar y aplicarlo cada dos horas.
  8. Evitar tomar sol en horas de mayor radiación (entre el mediodía y las 4 p.m.).