Redacción EC

El es la estación favorita de muchas mujeres, pues disfrutan de la playa, piscina y vacaciones. Sin embargo, deja de serlo cuando comienzan a notar que el verano genera cambios en nuestro como puntas resecas, cabello quebradizo, y opacidad en su color.

Por ejemplo, el cloro de la piscina es un enemigo para nuestro cabello pues elimina los aceites naturales, deja las hebras porosas y quebradizas con un aspecto áspero y seco. También puede causar decoloración, debido a los metales oxidados y sustancias químicas que absorbe el cabello.

Asimismo, el agua de mar, al tener un PH elevado y sal, le quita brillo al cabello, resecándolo. La sal concentra los rayos solares sobre nuestra melena y alteran la queratina y melanina.

Los expertos de Aruma recomiendan proteger el cabello al igual como protegemos la piel, pues los rayos solares dañan las puntas de cabello, haciendo que estas se quiebren. También hace que pierda color y luminosidad. Estas son cinco alternativas que no debes dejar pasar en el verano:

1. Protector solar para cabello. Antes de exponerte al sol aplícate un acondicionador instantáneo, libre de enjuague, desenredante, que contiene filtros UV, así tu melena estará protegida todo el día. Con el cabello mojado rocía el spray y péinalo.

2. Aplícate un bálsamo hidratante que repara las puntas, el cual se usa antes y después de exponerse al sol. Esto ayuda a mantener el cabello hidratado todo el día. Los beneficios del bálsamo protegen intensamente la fibra capilar desde el interior y fortaleciendo el cabello.

El bálsamo de extracto de olivo, por ejemplo, es una buena opción gracias a su agua activa, extraída de la pulpa de la oliva y separada del aceite, que ofrece un concentrado azúcares, vitaminas y minerales.

3. Utiliza shampoos, acondicionadores, cremas de tratamiento para peinar con keratina. La keratina ofrecerá una hidratación profunda, permite que el cabello recupere vitalidad, pues aporta proteínas extra al pelo. Además, ayuda a sellar las puntas abiertas.

4. Si tu cabello es teñido o decolorado, recuerda que los rayos solares lo afectarán más. Es por ello que debes utilizar shampoo especial para este tipo, con componentes hidratantes, y protección UV, es lo necesario para restaurar y renovar el cabello maltratado, como también para iluminarlo.

5. El aceite de argán proporciona gran brillo, sin dejar residuos. Además, acondiciona el cabello dejándolo sedoso, evita las quebraduras y las puntas abiertas. Reduce los daños causados por los tratamientos químicos y el calor. Aplícalo al terminar tu peinado de medias a puntas.