El exceso de vello se debe a problemas hormonales que en la época de verano se vuelven una molestia. (Foto: Shutterstock)
El exceso de vello se debe a problemas hormonales que en la época de verano se vuelven una molestia. (Foto: Shutterstock)
Marjhori Oyola

Estamos a un paso del , temporada de playa, de ropa cómoda y ligera. Y si no queremos ningún tipo de imperfección, ni en el rostro ni el cuerpo, la presencia de vellos corporales puede significar un problema para la gran mayoría. Para atenuar su presencia utilizamos los rastrillos, la cera, la crema depiladora y otros productos que irritan la piel o hacen que se produzca vellosidad abundante y gruesa. Gracias a los avances tecnológicos, ahora existen centros de especializados en erradicar este problema por completo, empezando por identificar la raíz del inconveniente.

Martina Gómez, dermaticista y directora del Centro de Terapias Alternativas y Antienvejecimiento, comenta que “la causa más común del vello excesivo es una alteración hormonal relacionada con el síndrome de ovario poliquístico; hay una sensibilidad cutánea a los andrógenos (hormonas masculinas) y esto hace que crezca vello en áreas poco comunes de la anatomía femenina: bozo, patilla, reborde maxilar, pecho, brazos, piernas, espalda, etc. También existe el hirsutismo idiopático familiar, asociado a una sensibilidad cutánea a las hormonas masculinas”.

Tener claro el origen de la vellosidad nos permitirá identificar el enfoque adecuado para su tratamiento. Los especialistas que pueden tratar la causa van desde los endocrinólogos hasta los ginecólogos y dermatólogos. Por ejemplo, en la especialidad de dermatología, será indispensable que el médico pregunte a la paciente lo siguiente: cómo es su ciclo menstrual, si algún familiar sufre lo mismo o si tiene problemas con la caída del cabello, acné o exceso de grasa. El problema se puede combatir con pastillas hormonales o anticonceptivas, pero siempre y cuando el dermatólogo lo recomiende, ya que es la persona indicada para determinar en cuánto tiempo debería aminorar el problema.

Para atenuar su presencia utilizamos los rastrillos, la cera, la crema depiladora y otros productos que irritan la piel o hacen que se produzca vellosidad abundante y gruesa. (Foto: Shutterstock)
Para atenuar su presencia utilizamos los rastrillos, la cera, la crema depiladora y otros productos que irritan la piel o hacen que se produzca vellosidad abundante y gruesa. (Foto: Shutterstock)

-TRATAMIENTO EFICAZ-

Existen varios métodos de , y dos de los más aceptados por sus resultados son el láser y la depilación con luz pulsada. Según especialistas, ambos métodos no se pueden realizar si la persona se ha expuesto recientemente al sol o está embarazada. Gómez explica que “la depilación láser con uno de neodimio es una luz que impacta en el bulbo piloso, logrando que este deje de producir vello. Mientras más oscuro es el vello, más rápido se inhibe, y requiere de más o menos 6 sesiones en la misma área para erradicarlo totalmente. El láser ‘fotona neodimio yag’ es un sistema de control de pulso tridimensional que impacta de esta manera en el folículo, y se puede usar en todos los tipos de piel; lo hace comparativamente más eficaz que los otros métodos, además de ser indoloro”.

Es necesario saber cuál es el procedimiento previo antes de someterse a la depilación láser, y Giulianna Berrocal, médica del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma, lo explica: “existen diferentes tecnologías y distintos grados de eficacia, pues no todo lo que se ofrece es igual, dependerá de su potencia y características. Hay algunos con potencia baja, resultados lentos y dolorosos. Los equipos de última tecnología son para cualquier área del cuerpo y tipo de piel, con menor número de sesiones”.