(Fotos: Shutterstock)
(Fotos: Shutterstock)
Redacción EC

Empezó el otoño y pronto comenzará a cambiar el clima y con ello aparecerán los primeros casos de rinitis y lagrimeos. Aunque la primavera es la época más asociada a los síntomas de , coincidiendo con la polinización de las gramíneas y el olivo, el otoño representa también una agudización de la sintomatología alérgica para muchos de .

MIRA TAMBIÉN: Fatiga ocular en niños: ¿Cómo prevenirla?

Por ejemplo, una menor ventilación junto con el aumento de la humedad ambiental crea la situación perfecta para la proliferación de los ácaros del polvo. Mientras, el repunte de enfermedades virales en esta estación, activa los efectos de las alergias.

Al respecto, los especialistas de Daikin, empresa de climatización, brindan algunas recomendaciones:

  1. Las camas suelen acumular mucho polvo y, teniendo en cuenta que es el lugar donde dormimos, lo recomendable es cambiar las sábanas con regularidad. Los microbiólogos aconsejan hacerlo una vez a la semana y, cada mañana. airearlas, estirarlas y dejar que se ventilen con la ventana abierta antes de disponernos a hacer la cama. Es recomendable airear el colchón una o dos veces al año y limpiar las almohadas cada tres meses para evitar la proliferación de ácaros.
  2. Posiblemente lavar las cortinas sea una de las cosas a las que menos prioridad le damos, sin embargo, no debemos dejarlo de lado porque la suciedad que se acumula a lo largo del tiempo en esas telas puede causar problemas respiratorios y agudizar las alergias. ¿Cada cuánto debemos lavarlas? Lo ideal es hacerlo cada dos o tres meses. Hacerlo mantendrá más seguro a tu pequeño.
  3. El suelo hay que limpiarlo todos los días, pero siempre es mejor hacerlo con un aspirador que con la escoba. Al barrer, el polvo se va cambiando de lugar y los ácaros pueden activar los síntomas de alergia del niño.
  4. Si es posible, debemos prescindir de alfombras ya que son un nido de ácaros porque el polvo se va a acumulando en ellas. Si no podemos prescindir de ellas, lo mejor es que sean finas y lavables para poder limpiarlas cada poco tiempo.
  5. Como medida preventiva es aconsejable no tener demasiados peluches en la cama y en la habitación, porque suelen acumular muchos ácaros. Y en caso de tenerlos, también debemos lavarlos con mucha frecuencia.
  6. Piensa en adquirir un purificador de aire como el Streamer de Daikin, disponible en el país. Un filtro HEPA electrostático es capaz de recoger el polvo de manera eficiente. No solo eso, un diseño compacto que es el resultado de una nueva estructura innovadora organiza el filtro verticalmente, lo que permite una succión más potente y absorbe el polvo en un área amplia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR: