Cinco motivaciones a tener en cuenta para no dejar el gimnasio
Cinco motivaciones a tener en cuenta para no dejar el gimnasio
Redacción EC

Compraste tu membresía del con toda la intensión de ponerte en forma para el verano que se acerca pero, en realidad, son muy pocos los días que vas. A veces es por cosas de trabajo, alguna salida nocturna o simplemente porque te da flojera.

Lo que necesitas es sentirte motivada. Ponerte a pensar en los siguientes temas pueden ayudarte a tomar la decisión de ser constante y aprovechar la inversión que has hecho para tu bien.

1. Los resultados

Es importante que sepas que todo sacrificio que haces tendrá una recompensa en el futuro. Ese par de horas que pasarás en el gimnasio en lugar de hacerlo frente al televisor serán un paso para estar más cerca del cuerpo que deseas. Tonificar tus brazos, reducir la barriga o tener de infarto son producto de un esfuerzo que solo tú puedes realizar.

2. Poder comer sin remordimientos

Aceptémoslo: por mucho que sigamos la dieta es imposible no de vez en cuando. Si es que vas constantemente al gimnasio, esos gustos que te das no tendrán demasiado impacto en los progresos que has obtenido. Al tener la costumbre de hacer ejercicio, será más fácil que luego vayas a quemar esas calorías adicionales.

3. Tendrás un shot de energía

¿Te sientes cansada todo el tiempo y sin ánimos? Aunque no lo creas, el ejercicio puede darte una buena dosis de energía para seguir con tu día. Si no te gusta , siempre habrá una actividad que puedes realizar como baile, cycling, tae bo, etc. No hay excusas.

4. Tu cuerpo te lo agradecerá

Cada día que vas al gimnasio estás haciendo algo bueno por tu cuerpo. No se trata solo de un aspecto estético sino que mejoras tu capacidad pulmonar, fortaleces tus músculos, reduces el riesgo de enfermedades y te purificas por dentro.

5. Conocerás nuevas personas

El gimnasio es un buen lugar para entablar nuevas relaciones. Hacer amigos ahí puede ser de mucha ayuda pues ellos te podrán dar una motivación adicional si un día no tienes ganas de ir y te incentivarán a ser constantes con el ejercicio.