Ejercicios para aprender a controlar la ira
Ejercicios para aprender a controlar la ira

Los seres humanos nos enojamos entre 10 y 14 veces al día, según Hendrie Weisinger, especialista en control de ira. Y aunque esta emoción es tan natural y beneficiosa como la alegría y la tristeza, puede ser dañina si es constante y sin motivo.

La ira es una emoción subestimada pero, en realidad, nos ayuda a sobrevivir. Nos advierte de los peligros, los abusos y las injusticias haciéndonos reaccionar preparando nuestro cuerpo y mente mediante la liberación de hormonas que aceleran el ritmo cardíaco y nos llenan de energía. Sin embargo, someter al cuerpo a tal nivel de estrés constante es contraproducente.

¿Cuáles son las consecuencias de no controlar  la ira?

- Aumenta la presión sanguínea.

- Provoca alteraciones arteriales. 

- Dficultades para respirar.

- Problemas en la vesícula, el páncreas y trastornos hepáticos.

- Puede agravar males como el asma, enfermedades de la piel, úlceras, encías inflamadas y gastritis.

¿Cómo manejar el enojo a diario?

- Escribe en un diario tus arrebatos de cólera. Esto te ayudará a entender las razones por las que te molestas.

- Aprende técnicas para relajarte, como yoga o meditación.

- Busca ayuda profesional si reconoces que sigues enojada por cosas del pasado.

- Aumenta tus niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, comiendo un chocolate bitter, ejercitándote, evitando las dientas que eliminen por completo los carbohidratos.

- Enfócate en tu respiración. Una respiración profunda mientras te repites una frase tranquilizadora como “Relájate, no es tan importante” es una de las formas más efectivas y rápidas de disminuir el enojo.

- Identifica las señales de la ira en tu cuerpo como el aumento del pulso, aliento entrecortado y manos que tiemblan. Tómate un minuto para relajarte o aléjate por un momento si es necesario.

Con información de Stefanie Pareja

 

TAGS RELACIONADOS