La menstruación dolorosa: Un período sin gracia
La menstruación dolorosa: Un período sin gracia
Redacción EC

ANDREA CASTILLO

Si hay algo indeseable en el universo femenino, esos son los cólicos menstrualesMuchas les tememos al punto de rogar a todos los santos que el inicio de nuestro periodo no coincida con aquellas actividades que no queremos perdernos por nada del mundo.

Pero cuando llega, solo queda hacer de tripas corazón y sobrellevar las molestias, aunque eso implique perder un día de, una jornada académica o la boda de nuestra mejor amiga.

Eso sucede cuando los cólicos menstruales son muy intensos y vienen acompañados de calambres, la sensación de hinchazón en todo el cuerpo, náuseas, ansiedad, irritabilidad, entre otros síntomas. Es lo que los médicos llaman dismenorrea, y esta puede ser primaria o secundaria.

PROSTAGLANDINA

La dismenorrea primaria se presenta en chicas sanas y resulta de la acción de la prostaglandina. Cuando se inicia la menstruación, esta sustancia química natural actúa sobre el útero, provocando contracciones para facilitar la eliminación de la capa endometrial (que, como sabemos, se descama cuando no hay óvulo fecundado).

Pero la intensidad de los síntomas disminuyen en algunas mujeres después de los 20 años o con la maternidad, sobre todo cuando se tienen partos vaginales (no cesáreas) porque el cuello uterino queda más permeable al paso del fluido menstrual, explica el ginecólogo Jorge Zapata.

¿Cuándo acudir al médico? Debemos hacerlo cuando los cólicos menstruales van aumentando y no responden a los analgésicos convencionales de uso común o la de remedios caseros.

DISMENORREA SECUNDARIA

Otra es la dismenorrea secundaria. Piensa en ella si luego de tener ciclos menstruales normales o sin mayores molestias, experimentas cólicos muy intensos. Cuando eso sucede, los síntomas responden a enfermedades ginecológicas de fondo que necesitan tratamiento, como la endometriosis y adherencias; la adenomiosis (avance del tejido endometrial hacia el musculo uterino), fibromas o miomas, tumores del músculo uterino y anemia, refiere el doctor Jaime Seminario.

Como ves, todo tiene su razón de ser. Si en casa período tienes molestias insoportables, acude siempre al ginecólogo.

QUÉ HACER

Para aliviar los cólicos menstruales sigue los siguientes consejos:

- Practica y evita el cigarrillo, el alcohol y el café. También la comida picante, las grasas (frituras), la abundancia de sal y azúcar.

- Incrementa el consumo de frutas y verduras, recomienda la especialista en medicina alternativa y complementaria, Martha Villar.

- De las frutas prefiere la piña y la pera de agua. Toma zumo de apio, come brócoli, zanahoria, betarraga.

- Opta por alimentos ricos en omega 3, como el pescado de carne negra (caballa, trucha, atún, entre otros); sacha inchi, chía, aceites muy ricos en omega 3.

- Prefiere las legumbres y cereales ricos en vitamina B6 (alivian el dolor mamario y la labilidad emociona) o vitamina E (mejora el sueño y el estado anímico). Es también importante incrementar la ingesta de calcio y de magnesio.

LA OTRA MEDICINA

En muchas de nosotras los medicamentos de venta libre en caso de cólicos menstruales no surten efecto. En ese caso, probemos con algunas soluciones proporcionadas por la medicina natural.

COMPRESAS

Alivia el dolor por los cólicos menstruales con baños de agua tibia. También prueba colocarte en la zona del bajo vientre compresas tibias de llantén y malva, o cataplasmas de harina de linaza o con sábila tibia.

Encuentra más notas interesantes todos tus domingos con