(Foto: Shutterstock)
(Foto: Shutterstock)
Redacción EC

La época escolar ya empezó y los y adolescentes pasan varias horas al día frente al computador mientras están en clases. Estudiar es muy importante para su desarrollo integral; sin embargo, no deben dejar de lado la práctica regular de . Son fundamentales para crecer fuertes y sanos.

MIRA TAMBIÉN: Otoño: 6 consejos para evitar alergias en los niños

La actividad deportiva promueve una buena salud física y mental, fortalece el sistema inmunológico, previene el desarrollo de enfermedades crónicas como la obesidad y diabetes, entre otras patologías.

El traumatólogo Raúl Gutierrez, de la Clínica Ricardo Palma, explica que antes de empezar con cualquier rutina deportiva es importante calentar para que los músculos, articulaciones y hasta el aparato circulatorio y cardiovascular se adapten a la actividad física. De esta manera, los riesgos de sufrir alguna lesión son menores.

Para que el ejercicio resulte realmente beneficioso debe efectuarse por lo menos 4 veces a la semana durante 30 minutos como mínimo. Bailar, correr o montar bicicleta son muy buenas opciones para evitar el sedentarismo, fortalecer los huesos y músculos, mejorar la calidad de sueño y combatir la ansiedad que puedan sentir por la pandemia.

MIRA TAMBIÉN: Una guía para ejercitarse en casa: rutinas para toda la familia en esta nueva cuarentena

En casa, no necesita de grandes espacios para hacer deporte, sino ingenio y creatividad. Puede organizar una serie de actividades para que sus hijos se sientan motivados a moverse y despegarse de los asientos. Por ejemplo, practicar diversos tipos de coreografías, yoga en familia, realizar sesiones de cardio con ayuda de aplicativos, etc.

Aproveche los fines de semana para salir a pedalear con la familia y recorrer juntos la ciudad. No hay nada como la naturaleza y el aire libre para dejar atrás los problemas. Eso sí, respete siempre las medidas de bioseguridad. No obstante, si sale en su bici tome algunas precauciones para evitar complicaciones. Daniel Balarezo, gerente general de Oxford Perú recomienda:

MIRA TAMBIÉN: Fatiga ocular en niños: ¿Cómo prevenirla?

Revisar que la presión de llantas sea la adecuada. En ciudad deben tener 30 psi. Asegurarse que las luces iluminen bien tanto de día como de noche. Utilizar ropa reflectante para que lo puedan visualizar a distancia. Usar siempre un kit de protección (casco, coderas, rodilleras, guantes) y ropa cómoda que permita manejar con tranquilidad. Fijar la posición correcta del asiento, la misma que debe ser arriba de la cintura para que la distancia entre las piernas y el suelo sean idóneas.

Finalmente, realice una inspección mensual a su bicicleta o cada 800 km para identificar cualquier señal de desgaste. Recuerde: la actividad física contribuye a un buen estado físico.

TE PUEDE INTERESAR: