Casita de navidad de Sandra Plevisani. (Foto: Diariamente Ali)
Casita de navidad de Sandra Plevisani. (Foto: Diariamente Ali)
Redacción EC

Las casitas de Navidad es uno de los postres más hermosos que podemos encontrar en estas fiestas. Muchas veces al verlas pensamos que su elaboración es complicada, pero la chef pastelera Sandra Plevisani nos demuestra que hacerla no es tan difícil. Aquí la receta que compartió en el portal ‘Diariamente Ali’.

Ingredientes. Cinco tazas y media de harina sin preparar, una cucharadita de polvo de hornear, 1 cucharadita de sal, dos cucharaditas de kion en polvo, dos cucharaditas de canela en polvo, una cucharadita de pimienta de chapa, una taza de mantequilla sin sal, una taza de azúcar, una taza y media de miel de maple y dos huevos.

Para el baño de goma. tres claras de huevo, 750 gramos de azúcar en polvo y media cucharadita de crémor tártaro.

Preparación. Mezcla bien la harina con el polvo de hornear, la sal y las especias. Aparte, derrite la mantequilla e incorpora en este orden: el azúcar, la miel de maple y los huevos. Asegúrate de unirlos bien.

Deja que enfríe un poco y, luego, agrega cuatro tazas de los ingredientes secos. Mezcla hasta que todo se integre. Coloca la masa en una superficie enharinada y termina de echarle los ingredientes secos.

Amasa hasta conseguir una masa firme. Envuelve la masa en un plástico y refrigérala por una hora antes de usarla.

Precalienta el horno a una temperatura de 190°C (375°F). Puedes amasar sobre la lata del horno para hacer galletas, pero voltéala para que las paredes de la lata queden mirando hacia abajo. Debajo de la lata coloca un secador húmedo extendido para que, al estirar la masa con el rodillo, no se resbale.

Estira un tercio de la masa encima de la lata. Con un cuchillo córtala de la siguiente manera: dos paredes delanteras, dos paredes laterales, dos techos, dos paredes chimenea, dos paredes chimenea con corte, una puerta principal, una ventanita redonda encima de la puerta principal y, si quieres, dos frontis que caen del techo.

Envuelve con plástico la masa que no estás usando para que no se seque. La podrás usar si es que una de las partes de la casita se quiebra.

Hornea las paredes de la casa de 10 a 12 minutos, cuidando de que no se quemen. Luego, sigue horneando el resto de las piezas. Como la lata no se engrasa, para evitar que las piezas se peguen o se rompan al sacarlas, hazlo con la ayuda de una espátula y cuando aún estén tibias. Luego, déjalas enfriar toda la noche en una rejilla.

Para el armado. Corta un triplay grueso de 50 x 50 centímetros o una base redonda de 50 centímetros de diámetro. Prepara el baño o goma y ponlo en mangas de decoración con diferentes boquillas.

Pega los dos frentes y las paredes laterales. Mantenlas unidas, presionando las piezas con mucho cuidado durante unos minutos hasta que queden bien pegadas.

Déjalas secar por lo menos una noche. Si se chorrea un poco la goma no te preocupes, porque va a parecer nieve y, además, después la vas a tapar con golosinas.

Cuando estén bien secas las paredes y el frontis, pega el techo. Presiónalo con mucho cuidado durante unos minutos hasta que esté firme. Finalmente, pega la delantera de los techos. Una vez que esté bien pegada la casita, déjala enfriar por lo menos una noche más.

Decora la casita con las golosinas que más te gusten.+