Para tener una buena salud bucal es fundamental seguir una dieta balanceada y comer frutas y verduras en su estado natural, especialmente, en el desayuno que es la comida más importante del día. (Foto: Shutterstock)
Para tener una buena salud bucal es fundamental seguir una dieta balanceada y comer frutas y verduras en su estado natural, especialmente, en el desayuno que es la comida más importante del día. (Foto: Shutterstock)
Redacción EC

La importancia de seguir una dieta balanceada rica en proteínas, frutas y verduras y pobre en dulces y carbohidratos; influye directamente en la prevención de la formación de sarro. Una buena técnica de cepillado también es fundamental para garantizar una buena .

MIRA: DHA: su importancia en la salud de los adultos mayores

Aunque parezca exagerado, esta masa de color blanco cremosa o amarillenta se deposita alrededor de los dientes y con el tiempo puede causar serios estragos en la cavidad oral. Así lo advierte el odontólogo Guillermo Ríos, de Estética Dental Ríos, tras señalar que las placas dentales generan caries, gingivitis, periodontitis, recesiones de encías, halitosis, mal aspecto, entre otros problemas.

Mucha gente cree que el sarro se puede quitar en casa, pero no es cierto. Se puede eliminar a través de un raspado o de una profilaxis con ultrasonido, que permite eliminar en minutos esta placa bacteriana. Por ello, es fundamental aprender a prevenir la formación de esta calcificación. En este sentido, el especialista aconseja:

MIRA: 6 alimentos esenciales para el desarrollo cerebral de los niños
  1. Tener una buena técnica de cepillado que permita eliminar los restos de comida en zonas difíciles. Lavarse los dientes y la lengua después de cada comida, usar hilo dental aunque sea una vez al día (por las noches) y enjuague bucal sin alcohol con regularidad.
  2. Tomar agua con frecuencia para mantener los tejidos hidrataos y estimular la producción de saliva. La saliva tiene efectos antimicrobianos que favorecen una correcta salud bucal.
  3. Consumir productos lácteos con frecuencia para fortalecer los dientes y huesos. De esta manera, serán más fuertes a los gases que producen las bacterias y a los microorganismos de la boca.
  4. Incluir frutas con un alto contenido de fibra en la dieta diaria, para una mayor segregación de saliva. Comer una manzana o una pera después del almuerzo o cena permite barrer los restos de placa blanda adheridos a los dientes antes del cepillado.
  5. Las verduras verdes como la espinaca y el brócoli con un alto contenido de ácido fólico y calcio también ayudan a proteger las piezas dentales. Así como, el té verde que crea una barrera protectora contra los microorganismos responsables de la formación de caries.
  6. Visitar al especialista cada 6 meses para hacer un diagnóstico precoz en caso de presentar este problema. El dentista es el encargado de enseñarle al paciente cómo cepillarse de manera adecuada los dientes.

Para tener una buena salud bucal es fundamental seguir una dieta balanceada y comer frutas y verduras en su estado natural, especialmente, en el desayuno que es la comida más importante del día. Finalmente, el especialista recomienda restringir los azúcares y carbohidratos, alimentos preferidos de las bacterias que producen caries y gingivitis.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS