Ascot organizó hace un tiempo el Primer Encuentro Nacional de Correctores de Textos, que rindió homenaje a don Alfredo Valle Degregori, eximio corrector y maestro de varias generaciones de correctores y correctoras, quien ejerció su trabajo en el diario El Comercio. (Ascot)
Ascot organizó hace un tiempo el Primer Encuentro Nacional de Correctores de Textos, que rindió homenaje a don Alfredo Valle Degregori, eximio corrector y maestro de varias generaciones de correctores y correctoras, quien ejerció su trabajo en el diario El Comercio. (Ascot)

Los 27 de octubre son días de fiesta para los profesionales de la corrección de textos, llamados también correctores de estilo, en el mundo hispano: es el Día Internacional de la Corrección de Textos, fecha declarada en honor del natalicio de Erasmo de Rotterdam, humanista, filólogo, filósofo y teólogo holandés que también se dedicó a la corrección de textos.

Hoy miles de mujeres y hombres ejercen el oficio milenario de la corrección, labor que no ha perdido su esencia desde su nacimiento y que abarca el tratamiento integral del texto antes de su publicación. Además de la revisión gramatical, ortográfica, ortotipográfica, léxica y semántica, estos profesionales estandarizan los usos de la escritura, cotejan las fuentes bibliográficas y normalizan según el estilo editorial.

En el Perú, desde el 2010 existe la Asociación de Correctores de Textos del Perú (Ascot Perú), organización sin fines de lucro que nació con el fin de promover y fomentar la puesta en valor del oficio de la corrección. Desde el inicio, la Ascot Perú ha centrado sus actividades en la importancia de esta etapa de la cadena editorial. Con ese fin, en febrero de 2011 convocó a cientos de asistentes al Primer Encuentro Nacional de Correctores de Textos, celebrado en la Casa de la Literatura, que rindió homenaje a don Alfredo Valle Degregori, eximio corrector y maestro de varias generaciones de correctores y correctoras, quien ejerció su trabajo en el diario El Comercio.

En este día, recordamos al maestro por su entrega y porque fue el pionero en publicar libros en torno al correcto uso del castellano escrito. Con inteligencia y buen humor, escribió su colección Borrones, libros de consulta obligatoria para quienes ejercen la corrección de textos. Justamente en estos libros, Valle Degregori presentó al mundo a la coma criminal, hoy conocida internacionalmente con su variante, la coma asesina, aquella coma que erróneamente colocan algunas personas entre el sujeto de la oración y el verbo. El maestro fue un apasionado de su trabajo y, por ello, está presente en cada una de sus publicaciones.

Desde hace un año, la Ascot Perú integra la RedACTE, red profesional que agrupa a las y los profesionales dedicados a la corrección en Hispanoamérica ― Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Uruguay, Venezuela―.