Redacción EC

No hay época más complicada para vestir que el entretiempo: ya sea primavera u , las temporadas transitorias suponen todo un reto a la hora de elegir tu look del día. Por ejemplo, en otoño el calor aún sigue presente- pero no tan fuerte- y las noches empiezan a enfriarse-aunque aún no es invierno-. Una temperatura promedio que nos confunde y nos complica todas las mañanas.

Pero no desesperes, aquí te traemos una solución. La clave de la época del entretiempo es el balance: algo que debe reflejarse en tus . La idea es encontrar el equilibrio en la combinación de piezas, juntar unas delgadas con otras más gruesas para así aplacar el viento sin taparnos del todo. 

Pero, ¿cómo logramos esta combinación?

En la galería que acompaña esta nota te lo contamos todo. ¿Estás lista? ¡Dale un vistazo! 

div id="fb-root">