Redacción EC

Las madres siempre buscan la forma de recordar cada momento que pasan con sus hijos. Y sin duda una de las etapas más especiales de su vida es cuando son bebés y tiene un vínculo especial con ellos no solo por la protección que les dan sino porque tienen la oportunidad de darles de lactar.

De la misma forma se hace con los mechones de cabello del bebé, el cordón umbilical o la placenta, ahora las mamás podrán guardar un poco de leche materna e incorporarla en una pieza de . Esta es la nueva moda que está entrando con fuerza al mercado.

Con aproximadamente dos cucharadas de leche se pueden elaborar dijes, anillos, pendientes, entre otros. La leche es deshidratada y transformada en una especie de resina a la que se le da la forma deseada y se añade a las joyas.

Los diseños son variados y se puede añadir el nombre del bebé o algún otro mensaje. Una de las empresas más populares en hacer estos trabajos es con diseños que pueden llegar a superar los 100 dólares dependiendo del detalle y el tamaño.