Redacción EC

Nunca las señales de tránsito se vieron tan glamorosas. La nueva colección Primavera-Verano 2016 que presentó en la Semana de la Moda de Milán se encargó de subirles el nivel, con el desenfadado estilo característico del diseñador Jeremy Scott.

La pasarela estaba rodeada de señales de tránsito, cintas de peligro y conos que se encuentran a diario en las calles. Como era de esperarse, los colores predominantes fueron el amarillo y el naranja reflectante, que al combinarse con el negro y gris causan un gran impacto visual.

Las nuevas prendas de Moschino, aunque brillantes en color, mantienen los cortes clásicos. Trajes de saco y falda y vestidos con siluetas retro destacaron en la primera parte del desfile. Las carteras fueron el punto focal por sus peculiares formas.

La segunda parte del desfile tuvo una inspiración más femenina con las Chicas Superpoderosas como protagonistas, labiales de gran tamaño y detalles pop. Los vestidos se modernizaron y jugaron con el volumen y la combinación de texturas, desde el tul hasta las plumas.

Algunas piezas de la nueva colección de Moschino ya pueden comprarse en su . El resto estará disponible en sus tiendas desde enero del próximo año.