¿Qué cosas no suelen hacer las parejas felices?
¿Qué cosas no suelen hacer las parejas felices?
Redacción EC

Una relación solida no es algo que se consiga de la noche a la mañana. Y es que con el tiempo, muchos factores pueden quebrar o fortalecer a una pareja: desde actividades rutinarias hasta el simple desgaste del amor.

El portal propone una lista de cosas que no deberían encontrarse entre las costumbres de las parejas felices. Toma nota.

Reprimir y no apoyar

Es simple: si quieres a tu pareja, la apoyarás incondicionalmente cuando trate de conseguir sus objetivos y sueños. La represión o desánimo solo producirá que la relación se resienta a largo plazo. Y, aunque no parezca, al darle mayor libertad generarás un acercamiento por su parte.

Pensar de más

A veces, pensamos de más. Nos comemos la cabeza con preguntas tontas como ¿cuánto debo esperar para llamar? y creamos problemas donde no existen. Si te provoca llamar a tu pareja, llámala; si quieres escribirle un mensaje de texto, también. Una relación sólida no se basa en juegos ni manipulación, sino en mucha comprensión y madurez.

Dudar de los sentimientos

Es imposible lograr la felicidad si no hay seguridad ni conformidad del otro. La comunicación y el cariño son fundamentales para desaparecer las dudas e inseguridades. Recuerda: en una relación feliz, ambos sabe lo que significan para la otra persona.

Dejar de intentarlo

No importa cuánto tiempo lleven juntos; una pareja sólida se demuestra lo mucho que significa el uno para el otro en todo momento, sin pensarlo demasiado.

Minimizar los problemas

Nada en la vida es perfecto. Deben enfrentar juntos los retos que se presenten para fortalecerse, como individuos y como pareja. No podrás resolver algo a lo que no quieras hacerle frente, por lo que es mejor tener una discusión alturada para llegar a una conclusión. Si escondes tus sentimientos, las cosas no mejorarán.

Empezar a fisgonear

Alguien que desconfía, empezará a invadir la privacidad del otro. Un aspecto fundamental para mantener una relación feliz es la confianza, por lo que no debería hacer falta ponerle contraseñas a tus teléfonos ni borrar el historial de Facebook. Muéstrate como un libro abierto para tu pareja.

Regresar al pasado

Bien dice el dicho: "Lo que no fue en tu año, que no te haga daño". Todos tenemos un pasado que nos ha convertido en lo que somos ahora, hayan sido experiencias positivas o no. Una pareja madura entiende esto y no saca los trapitos sucios del otro como argumento en las peleas o como excusa para iniciar una.

Someterse a la rutina

El aburrimiento puede llegar a la pareja tanto dentro como fuera del dormitorio. Es importante que esto no suceda porque creará una sensación de que las cosas no avanzan. Con algunos gestos románticos y muestras de cariño de vez en cuando, podrás alimentar el fuego de tu relación, sin importar el tiempo que lleven juntos.