Los celos combinan varias emociones y surgen por la presencia de diversos factores. Entre los evidentes son las muestras concretas de infidelidad o un coqueteo constante con el sexo opuesto (desconocidos, amistades o ex parejas ya sea en redes sociales o en persona). También influyen los fracasos en relaciones anteriores.

Eso produce baja autoestima: poca confianza en nuestras habilidades para mantener el interés y atracción del ser amado. El tipo de interacción con los padres puede generar dependencia, temor a la soledad, falta de comunicación, deseo extremo por el poder, el control o posesión.

 (Foto:Shutterstock)
 

(Foto:Shutterstock)

También nos marcan desde niñas ciertas ideas que se repiten con constancia, como que el amor implica sufrimiento o que todos los hombres son infieles. 

¿LA SOLUCIÓN?

- Retoma el vínculo de pareja. Esto es posible a través de una comunicación totalmente honesta. No debe haber secretos entre ambos.

- Es muy importante establecer las normas de lo que está permitido o no en la relación. De esta forma, ambos tendrán una idea transparente del rumbo hacia el que se dirige la vida juntos: metas claras y compartidas.

- La comunicación asertiva (ni agresiva ni sumisa) es saber expresar lo necesario con las palabras adecuadas en el momento indicado, ser empáticos con los sentimientos de nuestra pareja, ponernos en su lugar y comprender las angustias que tiene. Cuando practicamos constantemente este tipo de comunicación, sentimos que nos conocemos bien, sabemos que esperar de el uno del otro, nos llenamos de confianza. Son cosas que nutren una relación saludable y la despejan de los celos infundados.

Con infomación de Victoria Lugovskaya.

---

Fuentes:
Jessica Blondet Teixeira, psicóloga clínica, terapeuta familiar y de pareja, www.jessicablondet.com; Evy Lizeth Tapia Elera, psicoterapeuta de “Fenix Psicólogos”, consultas@fenixpsicologos.com; Charo F. Gamarra Lavado, psicóloga, terapeuta familiar y de pareja, 949-588-801.