Foto: Matthew Henry/Unsplash
Foto: Matthew Henry/Unsplash
María Alejandra López

Al igual que los humanos, las mascotas no están libres de tener fiebre. Sin embargo, ellos no se curan con un paracetamol y su temperatura se mide por la vía rectal. Más allá de estos detalles, decidimos ahondar en el tema conversando con la veterinaria Samantha Gallo (CMVP 8870).

¿Cómo podemos saber si nuestro perro tiene fiebre?

La temperatura normal de un perro es entre 37.8 °C y 39.5 °C como máximo. Si la temperatura está por debajo, decimos que tiene hipotermia; y, si está por encima, decimos que tiene hipertermia, comúnmente conocido como fiebre.

La única y verdadera prueba para saber si un perro tiene fiebre es a través de la medición de temperatura con un termómetro de mercurio o digital. En el caso de las mascotas, la temperatura se toma de manera rectal: solo deben bajarlo bien e introducir la punta por el recto por 90 segundos.

"Los termómetros de oido o láser no suelen ser efectivos para medir la temperatura de los perros: hay una diferencia significativa con la temperatura interna", explica Gallo. Foto: Vlad Tchompalov/Unsplash
"Los termómetros de oido o láser no suelen ser efectivos para medir la temperatura de los perros: hay una diferencia significativa con la temperatura interna", explica Gallo. Foto: Vlad Tchompalov/Unsplash

¿La fiebre se puede tratar en casa o siempre se debe recurrir a un especialista? 

Ningún dueño debe tratar la fiebre en casa. ¿Qué es lo primero que se viene a la mente con la palabra “fiebre”? Panadol. Y el Panadol contiene paracetamol, medicamento tóxico para los perros y gatos. Muchos dueños me dicen “le di Panadol para niños” o “le di solo la mitad”, y esta negligencia podría llevar a la mascota a un cuadro de intoxicación o, incluso, a la muerte.

Además, debemos saber qué la ocasiona. La fiebre es un factor secundario, que puede originarse por una infección, una inflamación severa, la destrucción de tejido interno (tumores, por ejemplo), e incluso por un golpe de calor. Si la fiebre no se trata de la manera correcta y por un profesional veterinario, seguirá persistiendo y perjudicando a la mascota.

Samantha Gallo Miranda es médico veterinaria y gerente fundadora de Villa Mascota Veterinaria, establecimiento médico veterinario afiliado a Club WUF. Gallo cuenta con un Diplomado en Teriogenología por la Universidad de Massachusetts.
Samantha Gallo Miranda es médico veterinaria y gerente fundadora de Villa Mascota Veterinaria, establecimiento médico veterinario afiliado a Club WUF. Gallo cuenta con un Diplomado en Teriogenología por la Universidad de Massachusetts.

¿Qué podría originar que un perro tenga fiebre?

La fiebre es una alerta del cuerpo a distintas circunstancias como infecciones leves y moderadas, inflamaciones moderadas, enfermedades que causan daño al tejido, entre otros cuadros. Otra causante de hipertermia es el golpe de calor, y digo hipertermia y no fiebre porque tienen tratamientos distintos.

En la fiebre fisiológica, el manejo es con antipiréticos, medicinas que regulan el “termostato interno” para que el cuerpo reajuste su temperatura. En cambio, en la hipertermia por golpe de calor, el problema es el calentamiento del cuerpo y la pobre capacidad del perro para eliminar calor.

En este caso, el manejo no es farmacológico: se le brinda a la mascota fuentes de frío como compresas frías, agua fría, entre otros alivios para ayudar a que el calor salga del cuerpo más fácilmente.

"El golpe de calor es consecuencia del calentamiento del cuerpo: ejercicio excesivo, exposición a altas temperaturas, entre otros. Es totalmente mortal, por lo que si sospechan que su perro tiene un golpe de calor, deben acudir inmediatamente a un médico veterinario", resalta Gallo. Foto: Robson Hatsukami Morgan/Unsplash.
"El golpe de calor es consecuencia del calentamiento del cuerpo: ejercicio excesivo, exposición a altas temperaturas, entre otros. Es totalmente mortal, por lo que si sospechan que su perro tiene un golpe de calor, deben acudir inmediatamente a un médico veterinario", resalta Gallo. Foto: Robson Hatsukami Morgan/Unsplash.

¿Cómo podemos prevenir esto?

El golpe de calor es totalmente prevenible. Se debe evitar pasear a los perros en horas intensas de calor. Hay que llevarlos por la sombra, ofrecerles agua al jugar o pasear, y no forzar el ejercicio, especialmente en razas braquicéfalas.

Sin embargo, otras causas de fiebre no son prevenibles. Pero sí se debe mantener a la mascota con una buena alimentación, cuidar que no coma materiales no digeribles como plásticos, tela y huesos, entre otros, y mantener sus vacunas, y antipulgas al día.

Si nuestro perro tiene fiebre, ¿debe seguir una dieta especial?

La dieta es totalmente indiferente en un cuadro de fiebre, pero sí se le indicará una dieta especial dependiendo del origen de la fiebre.

Por ejemplo, si es un problema renal, se recomendará un alimento para el cuidado renal. Si el origen es digestivo, se recomendará una dieta para el cuidado gastrointestinal, y así con las diferentes dietas de prescripción disponibles.

Samantha Gallo es fundadora de , un establecimiento afiliado a , comunidad fundada por WUF para ayudar a cientos de perros sin hogar en el Perú a tener una mejor calidad de vida. Afíliate hoy y recibe grandes beneficios para el cuidado de tu mascota.