Foto: wirestock/Freepik
Foto: wirestock/Freepik

A pesar de que los perros no necesitan abrigarse para salir a la calle, sí necesitan dueños responsables que, constantemente, monitoreen su salud, especialmente en invierno. Y es que las bajas temperaturas pueden contribuir con ocasionar las siguientes enfermedades.

Tos de la perrera


Hoy existe una vacuna que se pone en la fosa nasal del perrito cada tres meses con el fin de prevenir la tos perrera.
Hoy existe una vacuna que se pone en la fosa nasal del perrito cada tres meses con el fin de prevenir la tos perrera.

Como explica la médico veterinaria Rosario Zavaleta Enciso, la , también conocida como traqueobronquitis infecciosa canina, es un síndrome respiratorio muy contagioso que también puede afectar a gatos.

Síntomas:


Entre los primeros síntomas de la tos de la perrera se encuentran: tos ruidosa, estornudo con un líquido transparente alrededor de las fosas nasales, secreción ocular, tos con arcadas, flema con secreción verdosa, legañas verdosas, inapetencia y letargo.

De no tratarse a tiempo, esta enfermedad puede desencadenar en síntomas más graves como neumonía e, incluso, la muerte.

¿Cómo prevenir esta enfermedad?

La bacteria bordetella bronchiseptica, que produce esta enfermedad, puede liberarse a través de secreciones orales; por ello, vacunar a los perros es indispensable para protegerlos al máximo.

Influenza canina


Si sospechas que tu perro tiene influenza canina, lo mejor es llevarlo a un especialista y no medicarlo por tu cuenta. (Foto: Mikhail Nilov/Pexels)
Si sospechas que tu perro tiene influenza canina, lo mejor es llevarlo a un especialista y no medicarlo por tu cuenta. (Foto: Mikhail Nilov/Pexels)

También conocida como gripe canina, la influenza canina es una enfermedad respiratoria contagiosa que es ocasionada por el virus A (H3N2), que se identificó por primera vez en perros en 2004.

Síntomas:


Si bien algunos perros pueden exponerse al virus y no presentar síntomas, algunos sí presentan los siguientes cambios físicos:

  • Casos leves: tos que puede llegar a tener secreción nasal. Los síntomas pueden durar de 10 a 30 días.
  • Casos severos: fiebre alta y, eventualmente, neumonía y tos con sangre.

¿Cómo prevenir esta enfermedad? Vacunar a tu perro contra la influenza canina es un buen punto de partida, así como mantenerlo alejado de zonas públicas o espacios en donde se haya manifestado esta enfermedad.

Hipotermia


(Foto: Bao_5/Pixabay)
(Foto: Bao_5/Pixabay)

Así como el exceso de calor puede perjudicar a los engreídos de casa, el frío excesivo también puede hacer lo mismo. De hecho: si la exposición al frío es muy prolongada y la temperatura es sumamente baja, esto puede originar un cuadro de hipotermia.

Según información del ubicado en Barcelona, “la temperatura corporal central de un perro suele estar entre 38º C y 39,2º C. Cuando cae por debajo de esta temperatura, comienza la hipotermia”.

Síntomas:


Los primeros síntomas son: temblores, rigidez muscular, respiración dificultosa, piel seca, movimientos lentos, torpeza y letargo, y somnolencia. Si tu perro ha estado expuesto al frío excesivo y sospechas que tiene estos síntomas, debes llevarlo al veterinario de inmediato.

Hay que tener en cuenta que, de no tratarse a tiempo, “la hipotermia severa puede causar daños irreversibles en el cuerpo, incluso, provocar la muerte en casos agudos”.

¿Cómo prevenir la hipotermia canina?

No expongas a un perro a más frío del que puede soportar. Por ejemplo, hay perros que no pueden exponerse a menos de 4º C. Sin embargo, esto también depende del tamaño, la raza y la edad de cada mascota; por ello, es importante consultarlo con un veterinario.

Para leer más artículos sobre tenencia responsable de mascotas, ingresa a y descubre un universo de información que te beneficiará a ti y a tu engreído de ‘cuatro patas’.

Si quieres saber cómo adoptar y/o apadrinar una mascota, ingresa a y descubre más sobre la labor que realiza WUF.