Para mantener la salud de los animales y de quienes los visitan, el muy importante limpiar los pisos a diario y fumigar cada cierto tiempo el albergue.
Para mantener la salud de los animales y de quienes los visitan, el muy importante limpiar los pisos a diario y fumigar cada cierto tiempo el albergue.
Andrea Carrión

Rescatar animales de una vida en abandono no solo es cuestión de acercarles agua y comida, de llevarlos al veterinario y de publicar una foto en redes con el texto “Por favor, que alguien lo adopte”.

Para quienes llevan tiempo dedicando su tiempo a darle una vida digna a miles de animales que deambulan solos o enfermos, y/o que son víctimas de abuso y accidentes, este trabajo es de tiempo completo y demanda mucho esfuerzo, conocimiento y, sobretodo, dinero. Especialmente si se tiene un albergue.

Es importante saber cómo separar a los perros para evitar peleas.
Es importante saber cómo separar a los perros para evitar peleas.

Hace 5 años, cuando Kimberly Hernández empezó a ayudar a los perros sin hogar de la provincia de Chepén, en el departamento de La Libertad, jamás imaginó lo duro que resultaría pasar de ayudar uno que otro perro a cuidar a más de 50 en un refugio.

A fines de esta semana, Hernández hizo pública su frustración luego de que la mañana del 30 de enero, en la casa alquilada donde funciona este albergue se encontrara a tres perros muertos, cachorros envenenados, platos de agua vaciados a propósito y ningún saco de comida. Así lo detalló en su denuncia a través de la página oficial de Facebook ‘’.

Publicación de Facebook de la denuncia de Refugio Entre Patas Chepén.
Publicación de Facebook de la denuncia de Refugio Entre Patas Chepén.

Actualmente, Hernández junto a las otras 15 personas con las que ayuda a estos perros, siguen investigando lo sucedido, pero especialmente están buscando un nuevo local para los perros.

“Conseguir este lugar fue muy difícil, en ningún lado querían alquilarnos un espacio porque los perros ladran y la gente se incomodaba. Por eso buscamos un sitio alejado y ahí es donde el alcalde nos brindó ese lugar, que tiene un buen espacio, pero no tiene ni luz ni agua, y ahora se suma que es inseguro”, comentó Hernández a .

Una de las vistas del refugio Entre Patas Chepén.
Una de las vistas del refugio Entre Patas Chepén.
Generalmente a los perros del refugio Entre Patas Chepén los alimentan con alimento balanceado, pero en ocasiones también les mezclan comida preparada en casa.
Generalmente a los perros del refugio Entre Patas Chepén los alimentan con alimento balanceado, pero en ocasiones también les mezclan comida preparada en casa.

Ronald Castro Vásquez, adiestrador canino en Trujillo con más de 20 años de experiencia en trabajo con perros, conoce la realidad de muchos de estos albergues.

Entre sus principales sugerencias a quienes se animen a crear un albergue, está asegurarse de poder mantener bien la cantidad de perros que tendrás, promover activamente su adopción y tener un espacio propio.

“Ningún albergue en Trujillo tiene local propio y eso es un problema. Cuando les piden que salgan, muchos no quieren o se demoran porque no saben dónde mudar a los animales y eso molesta a los vecinos. Incluso algunos insisten en quedarse dentro de la ciudad y aquí está prohibido tener albergues de animales”, señala Castro Vásquez.

El encierro prolongado es uno de los peores castigos que puede recibir un perro. A muchos albergues y perreras no les queda otra opción, pero siempre se puede liberar su estrés regalándoles uno o varios paseos diarios, donde además de ejercicio tendrán contacto humano.
El encierro prolongado es uno de los peores castigos que puede recibir un perro. A muchos albergues y perreras no les queda otra opción, pero siempre se puede liberar su estrés regalándoles uno o varios paseos diarios, donde además de ejercicio tendrán contacto humano.

Pero esto no solo ocurre en Trujillo. A lo largo de los últimos años, en distintas ciudades del país se viene sintiendo mayor presencia de personas llenas de buenas intenciones para ayudar animales en estado de abandono, pero carentes de conocimiento y herramientas.

Valeria Di Paolo es directora del albergue de la asociación sin fines de lucro Vida Digna Asociación Pro Animales, debidamente registrada en Lima como tal. Desde el 2002 ha ayudado a cientos de perros a rehabilitarse y encontrar un hogar y siempre lo ha hecho de la mano de compañeros y voluntarios. Actualmente el albergue tiene 75 perros en espera de ser adoptados.

Solo en comida, se gastan 3 mil soles al mes. A eso se suman sueldos para el guardián y asistentes, y gastos como seguro, luz, agua, teléfono, medicinas, anti pulgas, antiparasitario e imprevistos, que nunca faltan. Unos 8 mil soles al mes en total, y eso que ellos no pagan alquiler por tener local propio.

“Para tener un albergue, realmente debe de ser algo formal desde el inicio. Es indispensable tener dinero todo el tiempo, contar con un grupo organizado de colaboradores, tener un espacio adecuado según la cantidad de perros que quieras ayudar, con caniles y divisiones bien hechas, más área de cuarentena. Y siempre a las afueras de la cuidad para evitar molestias”, explica Di Paolo.

WUF promueve la adopción de perros de 6 albergues y lo hace a través de su portal wuf.pe
WUF promueve la adopción de perros de 6 albergues y lo hace a través de su portal wuf.pe
Vida Digna también cuenta con enfermería.
Vida Digna también cuenta con enfermería.
Peinarlos no solo ayuda a mantener limpios a los perros, también los relaja.
Peinarlos no solo ayuda a mantener limpios a los perros, también los relaja.

Algunos kilómetros más al sur se encuentra el albergue de la asociación sin fines de lucro Voz Animal Perú, fundada en el 2013. Su directora Anais Anaya, también conversó con esta página para explicar que además de las pautas que comparten Castro Vásquez y Di Paolo, para tener un albergue para perros es indispensable esterilizar a todos los animales que pasen por el albergue y así evitar que la población siga aumentando.

“Es un tema que me atormenta”, comenta Anaya medio en broma, medio en serio. “Y es que si no esterilizas, se te sale de control. Además deben de estar con vacunas al día, medicados si es necesario y separar a los sanos de los enfermos, no vaya a ser que uno se ve bien, pero aún no le brota la enfermedad”.

Tanto Vida Digna como Voz Animal Perú son asociaciones afiliadas a , asociación sin fines de lucro dedicada a promover la adopción de perros y la tenencia responsable de mascotas.

Voz Animal Perú es uno de los pocos albergues debidamente formados y organizados en el Perú. Está afiliado a WUF y cuenta con una activa red de voluntarios.
Voz Animal Perú es uno de los pocos albergues debidamente formados y organizados en el Perú. Está afiliado a WUF y cuenta con una activa red de voluntarios.
Cuando hay voluntarios, los más probable es que hayan este tipo de caminatas, muy importantes para liberar el estrés típico de un perro de albergue.
Cuando hay voluntarios, los más probable es que hayan este tipo de caminatas, muy importantes para liberar el estrés típico de un perro de albergue.

Tomar un albergue de animales como fuente principal de ingreso ha sido otro error que se ha repetido en el pasado y se sigue repitiendo, por eso los expertos coinciden en que no se debe de vivir de esto, sino tomarlo como un trabajo voluntario.

Afortunadamente éste no es el caso de Hernández. Más bien, ella y los otros responsables del refugio Entre Patas siguen buscando un espacio donde reubicar a sus perros y que sea un lugar donde puedan tener un guardián a tiempo completo.

Un ambiente interior del refugio Entre Patas Chepén.
Un ambiente interior del refugio Entre Patas Chepén.
Aquí también hay muchos espacios con sombra donde los perros se protegen del intenso sol del norte.
Aquí también hay muchos espacios con sombra donde los perros se protegen del intenso sol del norte.

Hernández asegura que pese a sus limitaciones e inconvenientes, siempre se han preocupado por cumplir con las condiciones básicas como mantener a sus perros bien alimentados, protegidos, vacunados, desparasitados, con anti pulgas y con atención veterinaria.

“Nosotros no ganamos nada con esto, solo la satisfacción de verlos bien. Pero necesitamos ayuda”, asegura Hernández.