xxx
xxx
Andrea Carrión

¿Cuántas veces has ‘ampayado’ a tu perro mirándote fijamente? Y si lo has hecho, ¿cuántas de esas veces te has preguntado por qué lo hace?

Para muchas personas esta conducta pasa desapercibida, pero en realidad tiene una serie de explicaciones que van más allá de lo anecdótico. Así lo aseguran algunos expertos como la médico veterinaria JoAnna Pendergrass (DVM).

De acuerdo con su artículo ‘Why does my dog stare at me?’ (¿Por qué mi perro me mira fijamente?), publicado en el portal petmd.com, los motivos pueden tener que ver con lo siguiente.


- Una de las razones más obvias tienen que ver con comida. Si estás comiendo y sientes los ojos de tu perro encima tuyo, lo más probable es que esté esperando a que le invites un pedacito o que esté alerta por si se te cae alguna migaja. Pendergrass advierte que éste suele ser un comportamiento aprendido, así que cuidado con entrenarlo sin querer queriendo.

- Si no hay comida cerca y tu perro se sienta a mirarte sin hacer ruido o lanzar ladrido alguno, es posible que esté buscando ayuda. Esto puede ser para que le alcances un juguete atorado debajo de algún mueble, porque quiere que le abras la puerta para salir a pasear e “ir al baño” o, simplemente, porque quiere jugar.

xx
xx

- Para comunicar que necesita de tu protección. Suelen hacer esto cuando están defecando, un comportamiento raro en un momento que los humanos consideramos bastante íntimo. El motivo es que justo ese instante es un momento relativamente vulnerable para tu mascota, así que nos miran como asegurándose de que ahí estamos para protegerlos en caso sea necesario.

- Para descifrar nuestras expresiones faciales. Esto puede sonar extraño, hasta de ciencia ficción, pero según los expertos nuestros perros tienen una habilidad particular para leer e interpretar nuestras emociones a partir de nuestros gestos. Y lo hacen para decidir qué hacer para ayudarnos, como por ejemplo, echarse a nuestros pies o acurrucarse a nuestro lado.

- Para alertarnos. Hay perros que son extremadamente posesivos o territoriales con comida, espacios u objetos. Entonces, si tu perro u otro perro se te queda mirando fijamente y gruñe, lo mejor es que lo tomes como una advertencia y des un paso atrás. Esto no significa que debas de retroceder y aceptarlo cada vez que suceda. De hecho este tipo de miradas son un grave problema de agresión y debes de buscar una solución consultando con un veterinario o un profesional en conducta canina. La buena noticia es que en lugar de atacar, un perro que lanza ese tipo de miradas te está dando la oportunidad para reaccionar.

- Finalmente, una razón bastante conmovedora está relacionada con el amor incondicional. Nuestros perros también nos miran fijamente para demostrar afecto, especialmente cuando la relación entre perro y amo es muy cercana.


* La información para esta nota fue tomada de la página petmd.com

TAGS RELACIONADOS