Los perros tienen un órgano vomeronasal que les permite oler cosas que no se pueden percibir; es decir, las hormonas que liberan los animales.
Los perros tienen un órgano vomeronasal que les permite oler cosas que no se pueden percibir; es decir, las hormonas que liberan los animales.
Andrea Carrión

Una serie de estudios y expertos en conductismo animal advierten sobre la importancia de darle calidad y cantidad al paseo pues aseguran que darle paseos cortos a nuestros perros puede ser ideal para quienes lo pasean, pero seguramente será una experiencia muy frustrante para el paseado.

De acuerdo con un artículo publicado en el portal , Marc Bekoff, Ph.D., profesor emérito de ecología y biología evolutiva en la Universidad de Colorado, Boulder, "No permitir que los perros olfateen podría ser una forma de privación sensorial que les roba la información vital que necesitan para navegar por su entorno".

El paseo puede tener distintos propósitos; algunos pueden ser cortos y "al grano", otros pueden ser más flexibles y permisivos.
El paseo puede tener distintos propósitos; algunos pueden ser cortos y "al grano", otros pueden ser más flexibles y permisivos.

Por su parte, la entrenadora de perros y experta en conductismo animal, Karen B. London, Ph.D., comenta en la misma nota que los perros exploran el mundo con su olfato y se guían por aromas para dibujar una imagen vívida que los humanos no podemos percibir.

Privar a nuestros perros de detenerse a olfatear su entorno sería, según London, “como si los humanos hicieran una caminata y fueran arrastrados demasiado rápido como para percibir visualmente los árboles, flores y montañas".

Mucho tiene que ver la estructura nasal de un perros versus la de los humanos. La investigadora en cognición canina Alexandra Horowitz, señala que los perros cuentan con 300 millones que de receptores olfativos, mientras los humanos solo tenemos alrededor de 6 millones.

"Lo más sorprendente de la nariz de tu perro es que puede ver a través del tiempo. El pasado aparece en las pistas dejadas por los transeúntes, el calor emitido por un automóvil recientemente estacionado, o los residuos de dónde has estado o lo que has hecho poco antes”, asegura Horowitz. “Objetos como un hidrante o bomba de agua y los árboles, funcionan como un tablón de anuncios aromáticos que guarda los mensajes de quiénes han pasado, lo que han comido y cómo se sienten. El futuro está plasmado en la brisa, alertándoles de algo o de alguien que se acerca mucho antes de que pueda verlo", agrega.

Su potente olfato no solo puede ayudarlos a atraer pareja y distinguir amigos de enemigos, sino que también les proporciona información sobre nuestro estado emocional, salud e incluso si una mujer está embarazada.

xx
xx
xx
xx

Por lo general, quienes tenemos perros y los sacamos a la calle a pasear a diario, solemos ir con la idea de que hagan sus necesidades y listo, media vuelta, especialmente quienes viven en departamentos o casas sin patio o jardín. Son muy pocos los que dejan que sus mascotas se tomen su tiempo para registrar los olores del su entorno.

El andar por la vida constantemente apurados tal vez sea el principal motivo que priva a nuestros perros de explorar los aromas que llaman su atención. Aunque luego de leer este artículo, de conocer los motivos y entender que nuestros perros se orientan por medio de su olfato, seguramente tengamos un poco más de paciencia y consideración en la próxima salida.

xxx
xxx
xx
xx

Eso no significa que debamos darles rienda suelta. Los expertos recomiendan permitirles olfatear su entono al menos un paseo al día. Para ello podemos usar distintas correas; cortas o medianas cuando hagamos paseos cortos y correas largas cuando decidamos darles libertad para escanear con su nariz cada perro, cada hoja, cada árbol, cada llanta y cada hidrante.

Y no estaría de más compartir esta información con todas las personas que participan del paseo, como hijos, empleadas del hogar y paseadores.

Así que ya sabes, no te frustres la próxima vez que tu perro se detenga o jale cada cinco pasos. Hay un motivo detrás de esa parada y tal vez también haya una lección. Y es que, como reza el dicho en ingles ‘Stop and smell the flowers’, que en traducción literal al español significa ‘Detente y huele las flores’, de vez en cuando está bien darnos un tiempo para respirar profundo y apreciar nuestro entorno.

ccc
ccc