(Fotos: cortesía Mariana Manyari)
(Fotos: cortesía Mariana Manyari)
María Alejandra López

“Unos jardineros escucharon mis gritos, y corrieron a auxiliarme. Ellos me ayudaron a salvar a Goofy. Sin su ayuda, probablemente él hubiera muerto”, confiesa Mariana Manyari, aún en shock.

Hace una semana, la fitness coach atravesó uno de los momentos más difíciles de su vida: durante un paseo con su mascota, esta fue atacada por un perro que tenía dueña, pero estaba suelto.

“Después del ataque, Goofy se quedó tirado en la pista, y luego se escondió debajo de un carro. Estaba sangrando, y yo no sabía qué hacer. Siento que lo ocurrido me marcó de por vida”, recalca.

"Producto del ataque, Goofy terminó con 6 suturas, que atacaron hasta sus órganos vitales", cuenta Mariana Manyari.
"Producto del ataque, Goofy terminó con 6 suturas, que atacaron hasta sus órganos vitales", cuenta Mariana Manyari.

Si bien Mariana logró llevar a Goofy al veterinario, y recibió el auxilio del Serenazgo de La Molina y la Policía Nacional del Perú, no recibió el mismo apoyo de la dueña del perro que atacó a su mascota.

“Ella empezó a negar los hechos: dijo que no vio lo ocurrido, que no habían testigos y que su perro se escapó de casa. Se negó a identificarse y le tiró la puerta en la cara a la PNP”, cuenta.

Según pudo investigar Mariana, esta no es la primera vez que el can es agresivo con otra mascota. Aparentemente, siempre está suelto por esa zona del distrito, y ya ha causado problemas con otras personas.

“He hablado con varios vecinos de la zona y me han dicho que el perro es violento, y que ya ha mordido a otros perros. Lo más delicado es que, a dos cuadras, hay dos colegios y hay un nido. Honestamente, es un peligro que esté suelto”, agrega.

Acciones legales

A raíz de lo ocurrido, Goofy tuvo que ser operado de emergencia en la clínica veterinaria Sparvet, en una cirugía que duró casi tres horas. Después de la operación, fue internado.

Debido a que nadie se hizo cargo de lo ocurrido, Mariana realizó una en redes sociales con el fin de cubrir los gastos de la operación, antibióticos, y la comida medicada que hoy debe comer su mascota.

En paralelo, ha decidido recurrir al asesoramiento legal de un abogado para hacer justicia en nombre de su mascota.

Dentro de unos meses, Goofy cumplirá 12 años de edad. Según confiesa Mariana, el ataque pudo ocasionar su muerte.
Dentro de unos meses, Goofy cumplirá 12 años de edad. Según confiesa Mariana, el ataque pudo ocasionar su muerte.

“Esto podría pasarle a alguien más, y no es justo que los dueños responsables atraviesen por eso. Por eso, quiero crear conciencia de la importancia de que todos los perros estén con correa, especialmente si son agresivos”, confiesa.

Desde , recalcamos que ninguna mascota es culpable de verse involucrada en situaciones violentas, ya que es responsabilidad de los dueños el pasearlas con correa, placa de identificación y/o bozal (de ser necesario).

Además, es importante mencionar que la tenencia responsable de perros también involucra el adiestramiento canino si es que la mascota presenta comportamientos violentos.

¡No compres, adopta! Ingresa a y encuentra a tu próximo mejor amigo.