Pinky y Cerebro fueron la sensación del evento. Estos cachorros de 3 a 4 meses están en busca de un hogar.
Pinky y Cerebro fueron la sensación del evento. Estos cachorros de 3 a 4 meses están en busca de un hogar.
Andrea Carrión

Hace unos días Pecana, Pinky y Cerebro se convirtieron en los protagonistas de un evento realizado por la asociación , en alianza con el restaurante . Estos tres perritos llegaron desde el albergue , en Cieneguilla, en busca de alguien que les diera la tan esperada oportunidad de tener un hogar.

es una asociación sin fines de lucro que promueve la adopción de perros y la tenencia responsable de mascotas. Nanka, por su parte, es un restaurante de comida orgánica que hace unos días estrenó su terraza ‘pet friendly’ (amigable con las mascotas) en su local de San Isidro. Ambos se pusieron de acuerdo y además de darle la bienvenida a un grupo de perros del vecindario que ya tienen una familia, invitaron a estos tres cachorros con la idea de darles una vitrina en el evento Conoce a tu WUF.

Canela (izq.) y los cachorros Pinky y Cerebro  (der.) llegaron a San Isidro desde Cieneguilla para ser parte del evento Conoce a tu WUF. (Fotos: Cortesía)
Canela (izq.) y los cachorros Pinky y Cerebro (der.) llegaron a San Isidro desde Cieneguilla para ser parte del evento Conoce a tu WUF. (Fotos: Cortesía)

“Para es muy importante que cada vez más locales tengan espacios ‘pet friendly’ porque esto facilita la integración de la mascota en la vida del dueño y evita que tengan que dejarlos siempre en la casa. Esto también ayuda a que más personas se animen a , al tener cada vez más facilidades en espacios públicos”, comenta . Lucía Soler, gerente general de WUF

Para Majo Morales, co fundadora del albergue Wasi Wau, afiliado a WUF, este tipo de actividades son fundamentales para ayudarla a promover a los casi 80 perros que tienen en adopción.

Pinky y Cerebro son dos cachorros que fueron rescatados por una colaboradora del albergue Wasi Wau, afiliado a WUF.
Pinky y Cerebro son dos cachorros que fueron rescatados por una colaboradora del albergue Wasi Wau, afiliado a WUF.

Esta vez le tocó salir a tres perros pequeños que en su poco tiempo de vida, no la han tenido nada fácil.

Pecana es una perrita de un año y medio que fue encontrada deambulando sola por San Isidro. Estaba deshidratada y en celo. Fue llevada al albergue y poco tiempo después fue adoptada, pero el otro perro de la casa no lo aceptó y la devolvieron.

Pinky y Cerebro son dos cachorros de unos 3 a 4 meses de edad que fueron abandonados en la puerta de una veterinaria en Chilca. Eran hueso y pellejo, tenían sus cuerpitos llenos de heridas y estaban cargados de pulgas y garrapatas. Recibieron tratamiento y ya están casi al 100%.

Pinky y Cerebro haciendo de las suyas para conquistar a estos niños y, por qué no, a sus padres también. (Foto: Cortesía WUF)
Pinky y Cerebro haciendo de las suyas para conquistar a estos niños y, por qué no, a sus padres también. (Foto: Cortesía WUF)

Para Pebbles Morales, co propietaria de Nanka, compartir su restaurante con aquellos que están en busca de una mejor calidad de vida es su manera de sumarse a la causa que promueven grupos y asociaciones como WUF.

“Y de paso contribuyes creando conciencia sobre la importancia de no comprar mascotas. Tanto animalito que necesita un hogar”, comenta Morales. “Son causas que debemos apoyar, nos hace mejorar como sociedad. Las ciudades que tienen a sus animales bien cuidados son más evolucionadas”, agrega.

Los locales 'pet friendly' contribuyen a que las personas se animen a tener una mascota pues les permite incluirla en más planes. (Foto: Instagram)
Los locales 'pet friendly' contribuyen a que las personas se animen a tener una mascota pues les permite incluirla en más planes. (Foto: Instagram)

Este 30 de noviembre será el aniversario de una fecha que marcó no solo a los dueños de Nanka, sino también a gran parte del país.

Más de uno recordará el 30 de noviembre del 2012 como el día en el que los destacados chefs Lorena Valdivia, Jason Nanka, Iván Kisic y María Huamán fallecieron en un accidente de carretera en Ayacucho.

Pebbles lo recuerda como si fuera ayer y comenta que a su hija Lorena le encantaba ir a lugares alejados de Lima con la idea de encontrar productos andinos nuevos y nutritivos para promoverlos y apoyar a los campesinos.

“Nanka es el primer restaurante orgánico de Lima y tras el accidente, mi esposo y yo decidimos mantenerlo activo”, comenta Pebbles. “En ese momento yo ni entendía qué era la comida orgánica, pensé que eran ensaladas y punto. Mi hija me educó explicándome que el verdadero sabor viene de lo natural y esas cosas... y bueno, lo sacamos adelante. Ahora hasta hacemos hamburguesas barf (alimento fresco/crudo para mascotas), hechas de lomo fino, pollo orgánico, linaza zanahoria y brócoli, todo de la merma que nos queda”, agrega.

El evento contó con voluntarios que apoyaron a WUF con el manejo de los perritos en adopción. Si estás interesado en ser voluntario, visita wuf.pe (Foto: Cortesía)
El evento contó con voluntarios que apoyaron a WUF con el manejo de los perritos en adopción. Si estás interesado en ser voluntario, visita wuf.pe (Foto: Cortesía)

WUF agradece la buena voluntad de empresas como Nanka pues además de promover la adopción al ofrecer sus espacios, también promueven una tenencia responsable de mascotas.

“Este tipo de empresas ayudan a derribar ciertos mitos que a veces se tiene de los , como que no son seguros para niños o que siempre son perros adultos. No es así”, comenta Soler.

“Nanka va mas allá de un restaurante”, agrega Pebbles. “Queremos que la gente conozca lo que sus fundadores hicieron, que no se hayan ido en vano. Esta vez unimos lo rico de la comida peruana y el amor a estos seres que no siempre son bienvenidos”.

Varias personas aprovecharon el evento para poder almorzar en un restaurante junto con su perro. (Instagram)
Varias personas aprovecharon el evento para poder almorzar en un restaurante junto con su perro. (Instagram)