Los defensores de la comida cruda para mascotas aseguran que sus beneficios son mayores y que la naturaleza de los animales hace que no estén preparados para los alimentos procesados. (Foto: Getty)
Los defensores de la comida cruda para mascotas aseguran que sus beneficios son mayores y que la naturaleza de los animales hace que no estén preparados para los alimentos procesados. (Foto: Getty)
María Alejandra López

En los últimos años, una dieta viene ganando el corazón de los pet lovers. Se trata de la dieta BARF, un tipo de alimentación basada en proteínas animales crudas.

Para conocerla a fondo, recurrimos a los conocimientos de la veterinaria Rocío Tataje , quien en los últimos años viene asesorando a varios dueños de mascotas acerca de este tipo de alimentación.

¿Qué es una dieta BARF? ¿Qué alimentos predominan en ella?

La dieta BARF es una dieta natural biológicamente apropiada. Consiste en alimentar a nuestros peludos tratando de imitar lo más posible la alimentación que llevarían en la naturaleza. Esto quiere decir alimentarlos con proteínas animales sin alterar (crudas). Los alimentos que predominan son carnes, huesos carnosos, vísceras, vegetales y frutas.

¿Qué beneficios trae una dieta de este tipo que, por ejemplo, no otorgan las croquetas?

¡Hay muchos beneficios! Incremento de energía y vitalidad, mejora del pelaje y la piel, dientes más limpios y libres de sarro. También disminuye el riesgo de alergias, mejora la digestión, fortalece el sistema inmune, y genera una menor cantidad de heces con menos olor.

Desde hace dos años, la veterinaria Rocío Tataje se dedica exclusivamente a la nutrición de mascotas. A través del Instagram @lanutrizoonista, comparte consejos y tips para mejorar la dieta de perros y gatos. (Foto: cortesía Rocío Tataje)
Desde hace dos años, la veterinaria Rocío Tataje se dedica exclusivamente a la nutrición de mascotas. A través del Instagram @lanutrizoonista, comparte consejos y tips para mejorar la dieta de perros y gatos. (Foto: cortesía Rocío Tataje)

Hablando en términos económicos, ¿la dieta BARF es más accesible?

Depende mucho del tipo de croquetas que le des a tu peludo, ya que la dieta BARF puede ser más económica que muchas marcas “super premium”. Además, si tú la preparas en casa, puedes hablar con personas en el mercado para que te separen los productos o te den ofertas.

¿Este tipo de dieta se elabora 100% en casa o existen marcas que la ofrecen?

Puedes elaborarla en casa, pero también existen marcas comerciales que la ofrecen (una buena opción si es que no hay disponibilidad de tiempo). Eso sí: siempre es necesario asegurarnos de comprar una marca con el respaldo de un especialista en nutrición.

Rocío asegura que la dieta BARF también influye en el bienestar psicológico de las mascotas, así como en una mejora de los problemas de comportamiento.
Rocío asegura que la dieta BARF también influye en el bienestar psicológico de las mascotas, así como en una mejora de los problemas de comportamiento.

¿Existen enfermedades en perros y gatos que pueden controlarse con este tipo de dieta?

Sí, en mi experiencia, ayuda a mejorar distintos tratamientos de patologías, disminuye el riesgo de padecer cáncer, enfermedades renales, sobrepeso, diabetes y otras enfermedades crónicas.

Algunos expertos señalan que este tipo de comida no tiene en cuenta la domesticación de las mascotas y se enfoca en su pasado como animales silvestres, ¿qué opinas sobre esto?

Es importante entender que, aunque los cambios de apariencia y de comportamiento (fenotipo) son relativamente fáciles de conseguir en pocos años, el ADN (genotipo) de los perros sigue siendo igual al de los lobos. De hecho, los perros comparten el 99,8% de su ADN con ellos.

Al hablar de nutrición, debemos recordar que genéticamente los perros siguen siendo muy similares a los lobos y que, por lo tanto, su sistema digestivo y requerimientos nutricionales son exactamente los mismos.

La domesticación no puede volver a nuestros peludos omnívoros, es importante que entendamos esto y que se tenga en claro que tanto perros como gatos son carnívoros y deben consumir proteínas animales (preferiblemente crudas) para lograr un correcto balance de su organismo y funciones.

La especialista sostiene que, para introducir a una mascota en este tipo de dieta, es importante hacer la transición de la mano de un especialista. Foto: bublikhaus/Freepik
La especialista sostiene que, para introducir a una mascota en este tipo de dieta, es importante hacer la transición de la mano de un especialista. Foto: bublikhaus/Freepik

Hay quienes señalan que este tipo de dieta podría ser riesgosa al no estar cocinada, ya que podría dar pie a una infección. ¿Cómo se evita esto?

Es importante que sepamos que nuestras mascotas, al ser carnívoros, están biológicamente diseñadas para digerir carne cruda y lidiar con las bacterias y posibles parásitos de los alimentos. Tienen mecanismos como:

  • Lisozima en la saliva: es una enzima que mata bacterias y se encuentra en la saliva de los carnívoros.
  • pH estomacal: el pH del estómago de nuestros peludos es bastante acido (1-2), lo cual neutraliza posibles patógenos y bacterias.
  • Microbiota intestinal: si la microbiota intestinal es la adecuada, estas bacterias positivas compiten por los nutrientes contra las bacterias dañinas, inhibiendo su crecimiento.
  • Bilis: la bilis tiene una función bacteriostática (impide la reproducción de las bacterias).

Es importante que de igual manera sigamos estas recomendaciones:

  • Comprar carnes aptas para consumo humano.
  • Tener mucho cuidado en la manipulación de las carnes y limpieza de los utensilios que usamos.
  • Mantener los tiempos de congelamiento adecuados antes del consumo de las carnes crudas.
La dieta BARF puede realizarse en casa o también comprarse en una tienda para mascotas o una veterinaria. Es importante consultar la marca con un especalista.
La dieta BARF puede realizarse en casa o también comprarse en una tienda para mascotas o una veterinaria. Es importante consultar la marca con un especalista.

En relación a los huesos, ¿de qué forma no presentan un peligro para los perros?

Los huesos peligrosos son los huesos cocidos, ya que al cocinarlos le quitamos el colágeno que se encuentra alrededor. Esto hace que, al momento de pasar por el tracto digestivo, puedan causar laceraciones o astillamientos. Como están cocidos, no pueden ser desmineralizados en el estómago, lo cual puede provocar problemas digestivos.

Por el contrario, los huesos crudos pasan y resbalan fácilmente, además son desmineralizados sin problema en el estómago. Es importante que tengamos en cuenta que, para que nuestros peludos coman huesos crudos (si vienen de comer toda su vida croquetas), deben pasar primero por un proceso de transición para preparar su pH estomacal.

¡Ingresa a para sumarte a una comunidad que ama a los animales y/o adoptar a tu próximo amigo de cuatro patas! Si quieres leer más artículos sobre tenencia responsable de mascotas, ingresa a