(Foto: composición Noticias Arequipa y Facebook UNSA)
(Foto: composición Noticias Arequipa y Facebook UNSA)
María Alejandra López

No todos los días un ‘callejerito’ hace noticia. De hecho: los animales de la calle suelen pasar desapercibidos día a día, y solo reciben la indiferencia de muchas personas.

Felizmente, ese no fue el caso de Scooby, uno de los perros más famosos y queridos de Arequipa.

El perro de la UNSA

La página de Facebook "Scuby: No pedí ser callejero" fue una de las primeras en anunciar el deceso del can. Este fanpage, que cuenta con más de 40 mil seguidores, alberga varias historias del querido Scooby.
La página de Facebook "Scuby: No pedí ser callejero" fue una de las primeras en anunciar el deceso del can. Este fanpage, que cuenta con más de 40 mil seguidores, alberga varias historias del querido Scooby.

Scooby jamás se matriculó en la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), pero prácticamente fue un estudiante más: vivía en la Casa Agustina y solía acompañar a los alumnos a diversas marchas.

El 30 de enero, ni bien falleció, la UNSA le rindió un en su Facebook.

(Foto: Facebook Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa - UNSA)
(Foto: Facebook Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa - UNSA)

“Lamentamos informar que Scooby, el emblemático perro que vivía en la #UNSA, murió esta mañana. La Comunidad Agustina viene realizando las coordinaciones para que sus restos permanezcan en un lugar especial de la Universidad”.

Según información del diario , Scooby fue cremado y hoy sus restos descansan en un monumento en forma de hueso que se ubicó en el área de Ingenierías, frente a la biblioteca central de la casa superior de estudios.

(Foto: UNSA)
(Foto: UNSA)

Para despedirlo, se realizó una ceremonia en su honor, que fue transmitida en el En el evento, también participó su cuidadora, Sonia Choque, quien estuvo a cargo del can por casi 14 años.

“Scooby ya sufría desde junio, todo empezó por una tos y a medida que pasaban los años, empeoró. Llegó a pesar 40 kilos y por su avanzada edad que equivalía a los 98 años humanos, no pudo resistir más”, expresó Choque a un diario local tras el deceso de la entrañable mascota.

Un perro con hinchada

Medios internacionales como Clarín Deportes (Argentina) y La Razón (España) cubrieron la noticia del fallecimiento de Scooby. (Foto: FBC Melgar)
Medios internacionales como Clarín Deportes (Argentina) y La Razón (España) cubrieron la noticia del fallecimiento de Scooby. (Foto: FBC Melgar)

Scooby no solo fue un símbolo para los alumnos de la UNSA, sino también para los fanáticos del , el equipo de fútbol más importante de la Ciudad Blanca.

Por eso, su muerte no pasó desapercibida entre el club deportivo. Inmediatamente, le rindieron un sentido homenaje en su cuenta de Twitter.

Y es que la presencia de Scooby se hizo notar entre la hinchada del Melgar. Como detalla el medio español La Razón, que hizo eco de la noticia, verlo en las gradas del estadio cada vez que jugaba el equipo era lo más “habitual”.

Pero su amor por el fútbol también fue perjudicial para él. En 2019, fue víctima de una terrible agresión: dos sujetos en estado de ebriedad lo atacaron en el cuello tras un partido que se jugó entre FBC Melgar y Deportivo Independiente de Medellín.

(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)

Felizmente, el ‘querido hincha’ se recuperó de esa terrible agresión y logró sobreponerse en una veterinaria local. En todo momento estuvo acompañado de su cuidadora.

Días de protesta

El ‘callejerito’ de Arequipa no inició su fama en las redes sociales, donde hoy en día varios perritos se hacen virales con videos de Instagram, YouTube y hasta TikTok.

El gran Scooby ganó a sus seguidores en la calle, acompañando a los arequipeños en eventos decisivos de la ciudad.

Los estudiantes de la UNSA lamentan profundamente la partida del querido Scooby.
Los estudiantes de la UNSA lamentan profundamente la partida del querido Scooby.

Estuvo en las huelgas contra el proyecto minero Tía María, así como en diversas protestas lideradas por los estudiantes de la UNSA. Por eso y muchas cosas más, también era conocido como “el perro de las protestas”.

“En la Ciudad Blanca es imposible que no lo conozcan o por lo menos escucharan de él. En marchas sindicalistas, en eventos deportivos o en la vida universitaria de un agustino, Scooby no le pertenecía a nadie pero a la vez era de todos los arequipeños”, escribió el periodista arequipeño José Tovar en su perfil de Facebook.

No hay duda de que dejó una huella imborrable en los arequipeños, quienes hoy lamentan su partida. Lo importante es que Scooby se hizo notar y sus pasos siempre se recordarán en la ciudad que lo vio crecer y caminar tantos días por sus calles.

¿Quieres adoptar una mascota? Ingresa a o escribe a para encontrar a tu próximo amigo. ¡Hay muchos perros en busca de hogar! Puedes seguir el trabajo de WUF en , o sumándote a la comunidad .