Sergio Fernández Segovia se desempeñaba como infografista para la edición impresa y digital.
Sergio Fernández Segovia se desempeñaba como infografista para la edición impresa y digital.

La tarde del martes último, los integrantes de la sección de diseño, infografía e ilustración, y la gran familia del diario El Comercio nos enteramos de la partida de nuestro amigo y compañero de labores Sergio Fernández Segovia a los 42 años, debido a una larga enfermedad.

Desde el año 2007 se desempeñaba como infografista para la edición impresa y digital de esta casa editorial y su partida deja un profunda tristeza entre quienes compartimos con él en la redacción.

Sergio se caracterizaba por su minuciosidad al momento de abordar los temas y por su infinita curiosidad, lo que lo llevó a ser el primer infografista en cruzar la línea del impreso hacia lo digital, utilizando el entonces novedoso lenguaje de programación para realizar especiales multimedia para nuestra página web. Muchas de estas primeras infografías ganaron premios internacionales como “Machu Picchu: Un paseo por la ciudad sagrada de los incas” (medalla de bronce en los premios pulitzer de la infografía: los Malofiej del 2008 y Premio a la Excelencia Periodística de la SIP del mismo año), el portafolio de cinco gráficos multimedia (medalla de bronce en los Malofiej del 2009), “El Megajuicio a Fujimori” (mención honorífica en los premios de la SIP 2009) y “El Lago Titicaca en grave riesgo ecológico” (medalla de bronce en los Malofiej del 2010).

Esta es solo una muestra de la seriedad y tenacidad con la que Sergio Fernández encaraba el difícil trabajo de hacer infografía multimedia en un momento de vertiginosos cambios con el surgimiento del periodismo digital en nuestra profesión, cambios que siguen hasta nuestros días.

Sus compañeros lo recordamos como una persona jovial, capaz de pasar de la risa hasta la conversación más complicada con la facilidad que tienen las personas inteligentes y con las que daba gusto trabajar. Siempre aportaba a crear un buen clima en la oficina poniendo un variado repertorio de música sobre la cual brotaban diversas opiniones, recuerdos y bromas. Era también un aficionado a la ciencia ficción en sus diversas manifestaciones como películas, libros y revistas. Dicha afición, que llevó más de una vez a los gráficos impresos y multimedia, demostraba que la infografía para él no era solo un trabajo más, era más bien un medio por el cual podía abordar sus intereses y velar también por el interés ciudadano desde la exposición en gráficas de los diversos problemas que se tratan en la agenda noticiosa de El Comercio.

Egresado de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Lima, formó parte como miembro fundador del colectivo La Combi Gráfica, con el cual expuso sus infografías el año pasado.
Sus compañeros, colegas y amigos lo extrañaremos siempre y agradeceremos el habernos permitido formar parte de su corta pero fructífera vida.

TAGS RELACIONADOS