/ NoticiasInformación basada en hechos y verificada de primera mano por el reportero, o reportada y verificada por fuentes expertas.

| Informativo

A 40 años del gran triunfo de Perú sobre Estados Unidos que lo llevó a la final del mundial de vóley en el Coliseo Amauta

En 1982 Perú organizó el IX Campeonato Mundial de Vóley, que se desarrolló con la presencia de 22 selecciones de todo el orbe, más el equipo juvenil nacional que reemplazó a Alemania Oriental.

En vibrante partido la selección peruana venció en las semifinales a Estados Unidos obteniendo el pase a la final del Campeonato Mundial en 1982. (Foto: GEC Archivo Histórico)
En vibrante partido la selección peruana venció en las semifinales a Estados Unidos obteniendo el pase a la final del Campeonato Mundial en 1982. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Miguel García

La noche del 24 de setiembre de 1982 el vóley peruano quedó a un suspiro de la gloria. En otra muestra de calidad, coraje y voluntad por alcanzar un objetivo, derrotó a su similar de Estados Unidos en una de las semifinales del torneo. Tras la victoria sobre las espigadas norteamericanas (15-12; 15-12 y 15-10), las brillantes jugadoras nacionales quedaron prestas para optar por el título del Noveno Campeonato Mundial ante el poderoso sexteto de China.

Los dos primeros sets ganados viniendo de atrás y un tercero que se sacó adelante ante un equipo que bregó hasta el final, colocaron a la blanquirroja en la antesala de la corona mundial, jamás conseguida desde que este deporte empezó a convertir a nuestro país en una potencia de respeto. El Coliseo Amauta y los peruanos vibraron con otro éxito de las voleibolistas nacionales, quienes en un principio se mostraron nerviosas, pero supieron luego adquirir el aplomo necesario para aplastar a las rivales de turno.

La selección empezó a sumar punto tras punto con los imparables mates de y Gina Torrealva y las precisas levantadas de la armadora Raquel Chumpitaz, “la chunga”. La defensa supo asimilar los violentos envíos de la altísima Flo Hyman, pilar ofensivo de los Estados Unidos, y los saques peruanos estuvieron cerca de la perfección. La victoria fue celebrada en todo el país, que empezó a mirar con expectativa el partido por la final. El tercer puesto quedó a disputarse entre los equipos de Estados Unidos y Japón, a quien Perú también había vencido.

Gina Torrealva rompe el bloqueo de las norteamericanas. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Gina Torrealva rompe el bloqueo de las norteamericanas. (Foto: GEC Archivo Histórico)

El primer set fue clave

Tras el pitazo inicial el Perú, con un misil de Cecilia Tait, se puso en ventaja de 1-0 ante la sorpresa de las norteamericanas, quienes igualaron con rapidez gracias a su ariete Hyman y tomaron una distancia de 4-1 a los cuatro minutos de juego. Sin embargo, las peruanas no se desconcentraron y con el correcto bloqueo de Aurora Heredia, Raquel Chumpitaz y Cecilia del Risco anularon las furibundas descargas de las americanas para ponerse 10-7 en 12 minutos. A partir de ese momento ambos sextetos lucharon punto por punto hasta ponerse 10-10. Desde ese instante, con un juego desconcertante para sus oponentes, Perú avanzó hasta ganar 15-12 en 24 minutos, provocando que el público explotara de emoción.

Flora 'Flo' Jean Hyman aprovecha su imponente altura para complicar a la defensa peruana. (GEC Archivo Histórico)
Flora 'Flo' Jean Hyman aprovecha su imponente altura para complicar a la defensa peruana. (GEC Archivo Histórico)

En el segundo set las rivales hicieron algunos cambios, pero la modificación peruana de Silvia León por Cecilia del Risco neutralizó cualquier tentativa de Estados Unidos de capturar las riendas del partido. A los tres minutos las locales ya ganaban 4-0 y cada punto nacional era celebrado con éxtasis por León, lo que contagiaba al resto del equipo y al público en las graderías. Ambas selecciones llegaron a estar 8-8, pero luego las norteamericanas se adelantaron 12-11 a los 28 minutos de juego. Aquí apareció la fuerza anímica de las peruanas para voltear el marcador y cerrar con un contundente 15-12 en 30 minutos.

LEE TAMBIÉN | El día que el peruano Roberto Abugattás “voló” superando los 2 metros en salto alto hace 60 años

El juego final

“Las peruanas en el tercer set siguieron jugando con gran serenidad y desde un inicio mostraron un rendimiento eficaz, llegando a los 23 minutos de juego con un disputado 10-10″, dice la nota de El Comercio. El esfuerzo de las rivales fue inútil, pues el vendaval peruano lucía incontenible y no se detuvo hasta el 15-10 definitivo.

La "zurda de oro" quiebra la resistencia de las norteamericanas. (Foto: GEC Archivo Histórico)
La "zurda de oro" quiebra la resistencia de las norteamericanas. (Foto: GEC Archivo Histórico)

Con esa victoria, conseguida hace ya 40 años, la selección peruana dirigida por el profesor Man Bok Park cumplió con creces las expectativas de la afición y aseguró la medalla de plata, quedando a un paso de llevarse la Copa del Mundo en el partido final ante las chinas.

En esta foto de archivo Silvia León (semioculta por las jugadoras norteamericanas) ejecuta un mate sobre la defensa rival. (Foto: GEC Archivo Histórico)
En esta foto de archivo Silvia León (semioculta por las jugadoras norteamericanas) ejecuta un mate sobre la defensa rival. (Foto: GEC Archivo Histórico)

La colosal Flo Hyman y la ‘zurda de oro’ Cecilia Tait

Con su 1.96 m. de altura, Flo Hyman ponía en aprietos a cualquier defensa. Sus mates solían superar el más efectivo bloqueo y por ello la californiana, que lucía siempre un peinado “african look”, fue una constante preocupación para las jugadoras peruanas. La enorme atacante estadounidense, que se convirtió en una de las atracciones de aquel Mundial, ganó luego la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Angeles, aunque lamentablemente falleció en 1986.

Una emocionada Silvia León es abordada por el periodista Alberto Chung al finalizar el partido. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Una emocionada Silvia León es abordada por el periodista Alberto Chung al finalizar el partido. (Foto: GEC Archivo Histórico)

Si las peruanas tuvieron que esforzarse por aplacar la peligrosidad de Hyman, las americanas se vieron siempre superadas por los mates violentos y precisos de Cecilia Tait, a quien le bastaba su 1.83 m. para romper cualquier bloqueo rival. La zurda limeña hizo estallar aquella noche a los aficionados con sus imparables mates, en un partido que fue el último triunfo de aquella gran campaña mundialista de nuestra selección de vóley.

Tienda Virtual: Les recordamos que tenemos ilustraciones, fotos y páginas históricas de El Comercio que podrán solicitar fácilmente a través de un simple formulario ubicado en nuestra Tienda Virtual, en la siguiente dirección: .

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TAGS

CARGANDO SIGUIENTE...